SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Lo Que me Digo a mi Mismo
Hoy a las 11:49 por ana maria

» Un Gran Cuento de Navidad
Hoy a las 11:43 por ana maria

» Ridiculos y Orgullosos Padres
Ayer a las 10:29 por ana maria

» Piensa
Ayer a las 10:24 por ana maria

» Un Instante Magico
Vie 14 Dic 2018, 11:24 por ana maria

» Dar o Recibir ?
Vie 14 Dic 2018, 11:21 por ana maria

» El Sueño de Maria
Jue 13 Dic 2018, 11:57 por ana maria

» Un Paso Adelante
Jue 13 Dic 2018, 11:55 por ana maria

» La Navidad de un Niño
Miér 12 Dic 2018, 12:15 por ana maria

» Aprender a Perder
Miér 12 Dic 2018, 12:08 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
Anuky
 
ana maria
 
eli
 
Patito 58
 
Mayka0011
 
Selina
 
sebas
 



una mujer sin limites

Ir abajo

una mujer sin limites

Mensaje por ana maria el Sáb 01 Dic 2018, 11:47



Sin límites
Una Mujer de 55 años visitaba a su hijo de 23 en la cárcel. Él estaba ahí por homicidio culposo ya que había atropellado a un niño al entrar a alta velocidad en una calle de sentido contrario, tratando de escapar de una patrulla policial que lo perseguía por haberse pasado un semáforo en rojo. Entró al penal mal herido y en silla de ruedas, ya que el padre de la víctima, casi lo mata a golpes.

El joven le dijo a su madre: - Mamá, sabes muy bien, que no soy un asesino. Jamás pensé que algún día llegaría a cometer un acto como el que me ha traído a la cárcel. Tengo más dolor en mi corazón que en mi cuerpo a pesar de la paliza que me han dado.

Lo que más me duele, es darme cuenta que desde niño me acostumbré a romper todas las reglas y a desobedecer, y que tú nunca me pusiste ningún límite.

- Mi querido hijo, es que desde niño eras tan rebelde que jamás escuchabas mis consejos, nunca hacías caso, cada vez que te daba una orden, te ponías furioso, me desafiabas y hacías todo lo contrario, te burlabas de mí. Desde que empezaste a tener uso de razón, con tus berrinches lograste que tanto papa como yo, decidiéramos dejar de regañarte.

Acuérdate cuando te decía que comieras las comidas que te preparaba para que crecieras sano y fuerte, a lo que me decías: Yo no quiero ser sano ni fuerte, no me importa, ¡déjame en paz!... Ordena tu cuarto: No voy a recoger nada, así estoy contento, ¡si quieres recógelo tú! No destruyas tus juguetes, cuídalos: No me importa yo quiero jugar así, y si no me compras cosas nuevas gritaré y lloraré hasta que me las compres. Recuerdo el día que dije en esta casa se hace lo que yo digo: No mamá, no lo haré ¡Ya no te quiero más y si me hablas así, me voy a ir de casa!

¡Basta ya mama! solo dime una sola cosa, ¿cómo es posible que mis padres, personas adultas, hayan obedecido y sido dominados por un niño, de pocos años?
Hoy a mis 23 años estoy destruido, desdichado y sin futuro, de nada sirvió que estudiara o que no hayamos tenido problemas económicos. Maté a un niño y a sus padres les arruiné la vida.

Tenían que haber mostrado una verdadera autoridad, y no dejarme hacer lo que quería y quizás ahora no estaría en este miserable lugar, porque un niño por más rebelde que sea, necesita que los padres le pongan límites.
Si tu hijo estuviera a punto de caer en un precipicio y lo estuvieras sosteniendo de la mano, lo sujetarías con todas tus fuerzas, aunque le dañaras la mano, por una sola razón, salvarle la vida.

Lo mismo debería suceder en cada hogar, la disciplina y las reglas, las deben establecer los padres y no los hijos. Un NO, de una madre o padre, no significa ser represivo, destructivo… por el contrario significa amor incondicional.
La autoridad, bien empleada por parte de los padres, puede salvar a un hijo de caer en el precipicio de la vida, ya que en la mayoría de los casos tal vez no haya nadie a su alrededor que le sostenga la mano.




avatar
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 47503
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.