SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.
La Tribu Maldita Nqr0jl



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Junio 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Circe La Maga
La Tribu Maldita EmptyHoy a las 16:01 por ana maria

» Don Prudencio Vigilando el Ganado
La Tribu Maldita EmptyHoy a las 12:37 por ana maria

» Abrazar la Vida
La Tribu Maldita EmptyHoy a las 11:29 por ana maria

» Cita con Caramelos
La Tribu Maldita EmptyAyer a las 11:28 por ana maria

» Homenaje a Madelaine , mi Bichon Fresse
La Tribu Maldita EmptySáb 15 Jun 2019, 13:58 por ana maria

» Hago una Siestita en el Campito
La Tribu Maldita EmptySáb 15 Jun 2019, 12:52 por ana maria

» Dentro del Pergamino
La Tribu Maldita EmptySáb 15 Jun 2019, 12:43 por ana maria

» Lecciones para el Corazon 6
La Tribu Maldita EmptySáb 15 Jun 2019, 10:56 por ana maria

» Liu Guojiang y Xu Chaoqin La Escalera del Amor
La Tribu Maldita EmptyVie 14 Jun 2019, 16:30 por ana maria

» A Traves de la Lluvia
La Tribu Maldita EmptyVie 14 Jun 2019, 09:56 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
eli
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 
Patito 58
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 
ana maria
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 
Anuky
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 
Mayka0011
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 
Admin
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 
sebas j
La Tribu Maldita Vote_lcapLa Tribu Maldita Voting_barLa Tribu Maldita Vote_rcap 



La Tribu Maldita

Ir abajo

La Tribu Maldita Empty La Tribu Maldita

Mensaje por ana maria el Miér 12 Jun 2019, 11:34


La Tribu Maldita

Una extraña maldición había caído sobre los Invalu. Aquella tribu, conocida por su espíritu risueño y sencillas costumbres, parecía atacada por un misterioso virus de insatisfacción. El valle donde transcurría su vida seguía siendo fértil y acogedor, con temperaturas moderadas en invierno y abundante agua en verano para regar los cultivos y refrescarse. Sin embargo, algo había cambiado.

Desde las últimas lluvias, los Invalu se levantaban malhumorados y ya no disfrutaban del trabajo en el campo. Los cultivos de mijo se llenaban de hierbajos que nadie se esforzaba en arrancar, con lo que el cereal crecía más débil y resultaba poco sabroso.
La tribu había perdido casi toda su vitalidad. La poca que quedaba la gastaban en constantes fricciones entre ellos. Cada día se oían disputas por terrenos y lindes, los amigos se ofendían por cualquier cosa y las parejas se retiraban la palabra entre sí. Las jornadas eran tan amargas que por la noche nadie lograba conciliar el sueño.
—Esta tribu está maldita –sentenció el más anciano de los Invalu–. Algún pueblo enemigo nos ha echado mal de ojo y por eso ya nada nos sale bien.
Aquella idea cundió entre los nativos, que se resignaron a sufrir una época que venía cargada de carestía y calamidades.
El mal fario de los Invalu trascendió los límites de su aldea y llegó a oídos de otros pueblos, que se guardaban de acercarse a lo que empezó a conocerse como “el valle maldito”. Hasta que una mañana llegó al pueblo una forastera de raída túnica y sonrisa radiante.

Por la aldea corrió el rumor de que era una hechicera que llevaba años retirada en su cabaña, en lo alto de un monte inaccesible. Pero incluso hasta allí habían llegado las noticias de la misteriosa plaga que ensombrecía la vida de los Invalu. Movida por la compasión, la ermitaña había decidido aventurarse en el valle maldito.
El primer aldeano con el que se encontró fue un joven asustadizo, que se quedó paralizado ante la aparición de aquella forastera que parecía vieja como el mundo.
—Váyase enseguida –le recomendó el muchacho–. Este lugar es víctima de una maldición. Si se queda mucho por aquí, perderá la poca vida que le queda.
—Cierra el pico, y tráeme agua y algo de comer –le ordenó la anciana–. Luego convoca a todos los Invalu. Quiero descubrir la raíz de vuestro mal.
El chico salió a la carrera y regresó poco después donde estaba la mujer con un poco de queso y pan de mijo. A continuación, fue choza por choza hasta reunir a todos los aldeanos, que ahora rodeaban expectantes a la recién llegada, que habló así:

—A la entrada del poblado, he visto unas cabras que están en los huesos. ¿Por qué nadie cuida de ellas?
—No merece la pena –dijo un hombre de aspecto tosco–. Dan tan poca leche que más vale dejarlas a su aire.
—Tal vez dan poca leche porque no les procuráis suficiente hierba fresca. ¿Y ese mijo que crece en los campos? ¿Por qué las espigas son tan bajas y quebradizas?
—Estamos por abandonar esos cultivos –suspiró una mujer–. Las cosechas son escasas y la lluvia nunca es suficiente.
En aquel momento, una pareja de mediana edad empezó a discutir agriamente.
—Y a vosotros, ¿qué os pasa? –les interpeló la hechicera.

—Mi marido prometió arreglar la techumbre hace días, pero no lo ha hecho y se me llena la casa de hojas y polvo.
—Dije que lo haría a condición de que tú tiñeras mis ropas –se defendió el hombre–, que da pena ver lo gastadas que están.
Harta de aquella reunión donde de repente todo el mundo gritaba y se recriminaba cosas, la ermitaña se puso de pie y levantó las manos para que se hiciera el silencio.
Luego declaró:
—Ya he oído bastantes quejas por hoy. No necesito escuchar más. He entendido cuál es el virus que hace que ningún Invalu esté contento, y voy a daros el antídoto.
Decenas de ojos asombrados se posaron en la hechicera, que acto seguido concluyó:
—Todo el mundo en esta aldea cree tener menos de lo que merece. Unos se decepcionan porque el mijo no crece más alto o la cosecha no es más abundante. Otros se enfadan con las cabras que dan menos leche de la deseada o con las reses que no dan una carne lo bastante tierna y jugosa. Lo mismo ocurre con maridos, esposas e hijos. Esperáis que las cosas sucedan a vuestro gusto y, como no es así, vivís sumidos en la infelicidad.
—¿Y cuál es el remedio, forastera? –se atrevió a preguntar un niño.
—Dejad de esperar cosas y tomad todo lo que venga, sea mucho o poco, como un regalo. Trabajad duro y celebrad cada grano que brote en la espiga igual que un milagro. Si actuáis así, este volverá a ser el valle más fértil del mundo.

Francesc Miralles




ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 50272
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.