SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Febrero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Faro con Luz
Ayer a las 21:49 por ana maria

» La Guardiana
Ayer a las 21:32 por ana maria

» Mis Saludos Diarios
Dom 26 Feb 2017, 00:41 por Patito 58

» Ocaso del Dia
Sáb 25 Feb 2017, 11:16 por ana maria

» Gris-Color
Sáb 25 Feb 2017, 11:05 por ana maria

» El niño ángel
Jue 23 Feb 2017, 20:23 por Selina

»  El oficio de autor
Jue 23 Feb 2017, 20:22 por Selina

» El país de las hadas
Jue 23 Feb 2017, 20:20 por Selina

» El principio
Jue 23 Feb 2017, 20:19 por Selina

» Fantasia de Niños
Miér 22 Feb 2017, 12:22 por ana maria



La tetera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La tetera

Mensaje por Selina el Vie 13 Jun 2014, 22:39

La tetera

Hans Christian Andersen



Había una vez una tetera muy arrogante y pretenciosa que estaba orgullosa de su porcelana, de su largo pitón, de su ancha asa; tenía algo delante y algo detrás: el pitón delante y el asa detrás.

Pero nunca hablaba de su tapadera, que estaba rota y encolada, o sea que era defectuosa y a nadie le gusta hablar de los propios defectos, ¡ bastante ya lo hacen los demás! Las tazas, la mantequera y la azucarera, todo el servicio de té, en una palabra, a buen seguro que se había fijado en la hendedura de la tapa y hablaba más de ella que de la artística asa y del estupendo pitón. ¡Bien lo sabía la tetera!

-¡Las conozco! -decía para sus adentros-.

Pero conozco también mis defectos y los admito, en eso está mi humildad, mi modestia. Defectos los tenemos todos, pero una tiene también sus cualidades.

Las tazas tienen un asa, la azucarera una tapa. Yo, en cambio, tengo las dos cosas, y además, por la parte de delante, algo con lo que ellas no podrán soñar nunca: el pitón, que hace de mí la reina de la mesa de té.

El papel de la azucarera y la mantequera es de servir al paladar, pero yo soy la que otorgo, la que impero:

-reparto bendiciones entre la humanidad sedienta; en mi interior, las hojas chinas se elaboran en el agua hirviente e insípida.

Todo esto pensaba la tetera en los despreocupados días de su juventud.

Estaba en la mesa puesta, manejada por una mano primorosa.

Pero la primorosa mano resultó torpe, la tetera se cayó, se rompió el pitón y se rompió también el asa. De la tapa no valía la pena hablar; ¡ bastante disgusto había causado ya antes ! La tetera yacía en el suelo sin sentido, y se salía toda el agua hirviendo.



Selina
♕-Infanta

Mensajes : 24933
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: La tetera

Mensaje por Selina el Vie 13 Jun 2014, 22:40

Fue un rudo golpe, y lo peor fue que todos se rieron: se rieron de ella y de la torpe mano.

-¡ Este recuerdo no se borrará nunca de mi mente ! -exclamó la tetera cuando, más adelante, relataba su vida-. Me llamaron inválida, me pusieron en un rincón, y al día siguiente me regalaron a una mujer que vino a mendigar un poco de grasa del asado.

Descendí al mundo de los pobres, tan inútil por dentro como por fuera, y, sin embargo, allí empezó para mí una vida mejor.

Se empieza siendo una cosa, y de pronto se pasa a ser otra distinta.

Me llenaron de tierra, lo cual, para una tetera, es como si la enterrasen, pero entre la tierra pusieron un bulbo. Quién lo hizo, quién me lo dio, lo ignoro, el caso es que me lo regalaron.

Fue una compensación por las hojas chinas y el agua hirviente, por el asa y el pitón rotos. Y el bulbo depositado en la tierra, en mi seno, se convirtió en mi corazón, mi corazón vivo; nunca lo había tenido.

Desde entonces hubo vida en mí, fuerza y energías. Latió el pulso, el bulbo germinó, estalló por la expansión de sus pensamientos, y sentimientos, que cristalizaron en una flor.

La vi, la sostuve, me olvidé de mí misma ante su belleza.

¡ Dichoso el que se olvida de sí por los demás ! No me dio las gracias ni pensó en mí, a él iban la admiración y los elogios de todos.

Si yo me sentía tan contenta, ¿cómo no iba a ser ella admirada?

Un día oí decir a alguien que se merecía una maceta mejor.

Me partieron por la mitad, ¡ ay, cómo dolió !

Y la flor fue trasplantada a otro tiesto más nuevo, mientras a mí me arrojaron al patio, donde estoy convertida en cascos viejos.

Mas conservo el recuerdo y nadie podrá quitármelo.





Selina
♕-Infanta

Mensajes : 24933
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.