SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Enero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Es la Unica Color Ciclamen
Vie 19 Ene 2018, 20:47 por ana maria

» Yo, el Lobo con Frase
Jue 11 Ene 2018, 01:41 por ana maria

» Con Fondo de Flores
Lun 08 Ene 2018, 12:06 por ana maria

» Linda Navidad Ho Ho Ho !!
Vie 15 Dic 2017, 21:25 por ana maria

» Agua que no has de Beber Dejala Correr ......
Mar 12 Dic 2017, 22:01 por ana maria

» Hada Azul de Nerja
Lun 11 Dic 2017, 13:12 por ana maria

» Pajarillo
Jue 07 Dic 2017, 12:34 por ana maria

» Flores Rosas sobre Tarjeta en Verde
Miér 06 Dic 2017, 22:35 por ana maria

» Noel Bigotudo
Dom 19 Nov 2017, 21:53 por ana maria

» Carteles de Vida
Mar 14 Nov 2017, 11:41 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
Anuky
 
eli
 
ana maria
 
Patito 58
 
Selina
 
adeur2
 
Mayka0011
 
YARA
 
sebas
 
Karmin
 



Los ferrocarriles en nuestras vidas rionegrinas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los ferrocarriles en nuestras vidas rionegrinas

Mensaje por ana maria el Dom 01 Jun 2014, 16:02

LOS FERROCARRILES EN NUESTRAS VIDAS RIONEGRINAS




Me reafirmo. Reafirmo.
Tengo necesidad de encontrar un horizonte en el cuál nadie se sienta extranjero.
Esa idea, quizás con diferentes palabras, era la que rondaba día por medio en mi cabeza. Yo era una adolescente transgresora hasta el punto que mis padres me cortaban de vez en cuando mis sueños, para que no volara tan alto o tan lejos con mi fantasioso mundo de inmigrantes y famosos.
El tren pasaba, en mi pueblo, justamente día por medio y la mayoría de los pobladores nos vestíamos de fiesta para ir a la Estación de Ferrocarril. Ver ese monstruo color oscuro, con un solo ojo que iluminaba la agreste geografía patagónica, se tornaba un ritual y un misterio al propio tiempo.
Producía en nosotros una verdadera liberación del desarrollo. Deslizarse y partir sobre las vías nos identificaba con otras culturas o idiosincrasias que seguramente despedían a sus familiares o amigos en Buenos Aires.
Sí, de Buenos Aires partía el tren. De esa urbe imaginada que aglutinaba montón de personas, de máquinas, tecnologías, libros, teatros y la soñada caminata por Corrientes y Florida.
A las 18 hs. Aproximadamente llegaba a Sierra Colorada –mi pueblo- y el andén se vestía de hechizos sintiendo en su vereda el ruido sonoro de los tacos y el aplastamiento de las zapatillas que suspiraban encontrar en esos momentos, algo diferente a la rutina del lugar.
Nos atrapaba el paso del tren.
La campana sonaba fuertemente anunciando la salida rumbo a San Carlos de Bariloche, se escuchaban los cánticos de los estudiantes y los aplausos de los abuelos que viajaban buscando placer en los paisajes. Y nuestras miradas se quedaban prendidas en el último vagón como queriendo retener a esa maquinaria que alegraba unos minutos la vida del zona.
Presentía que el tren marcaba territorio.
Regresábamos a casa con nostalgia.
¡Qué misterio!
¡Cuántas leyendas de amor y de desamor se trasladaban asiduamente en ese trayecto!
Algunas quedaban subyugadas en los andenes, testigos reservados de las contemplaciones y de los elogios.
Otras se dormían, remolonas, en los pasillos y camarotes, en los coches de primera o de segunda.
Se quedaban.
Una tarde, como muchas, observé el panorama desde mi estatura.
Mi abuelo secó sus lágrimas disimulando el dolor del desarraigo. Miró sus manos callosas que antaño sostenían una valija de cartón y con voz cortada por el recuerdo de su origen libanés, expresó su orgullo de compartir en el terraplén un pedazo de vida de la vieja estación de ferrocarril.
AUTOR: ESTER FARIDE MATAR
avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 43857
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.