SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Junio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Libros Antiguos
Ayer a las 14:48 por ana maria

» Regalitos Navideños
Ayer a las 14:34 por ana maria

» Michi con Canasta de Nomeolvides
Jue 22 Jun 2017, 14:26 por ana maria

» Juntando Guindas
Jue 22 Jun 2017, 12:57 por ana maria

» Gato Romanticon
Jue 15 Jun 2017, 16:50 por ana maria

» Mermelada de Manzanas
Mar 13 Jun 2017, 14:04 por ana maria

» Hada Azul
Dom 11 Jun 2017, 13:43 por ana maria

» Sirena con Flores
Miér 07 Jun 2017, 14:47 por ana maria

» Luna,Lunera, Cascabelera ve y dile a mi Amorcito por Dios que me Quiera ....
Miér 07 Jun 2017, 14:12 por ana maria

» Amapolas
Dom 04 Jun 2017, 15:53 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
eli
 
Anuky
 
Patito 58
 
ana maria
 
Selina
 
sombrita
 
adeur2
 
Mayka0011
 
jotablasco
 
Abril
 



Los niños sin infancia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los niños sin infancia

Mensaje por ana maria el Jue 22 Mayo 2014, 03:37

LOS NIÑOS SIN INFANCIA

Se me hace chiquito el corazón cuando los veo. Están en todas partes, calles, subtes, negocios, a toda hora del día, bajo un sol abrasador o bajo la lluvia más cruel. Son los niños sin infancia. Son los niños pobres de nuestro país. Aquellos que se ven despojados de su mundo infantil para ingresar a uno que no les corresponde, ni pertenece, el de los adultos.
Sin embargo, por triste que sea, estos pequeños se adaptan al mundo de los grandes. Van solitos por la ciudad, la recorren, la conocen quizás más que nadie, la exprimen en vivencias, hasta la deben querer, pienso a veces. Estos niños, en los "mejores casos" viven en lo que llamamos villas miserias, casitas precarias que no cubren la necesidad mínima de un niño (de un adulto tampoco, vale decir), en algunos otros, ni siquiera eso. Las calles son su casa, el cielo su techo, frías y sucias baldosas su cama y diarios sus cobijas.
Cuando los veo, tan chiquitos y con esa expresión adulta, audaz, repito, se me hace chiquito el corazón. No puedo entender, no quiero entender que vaguen por las calles, que trabajen cuando deberían estar en la escuela, que mendiguen, cuando todo les debería ser dado, que se expongan al sinfín de peligros callejeros, cuando deberían ser cuidados como lo que son, niños.
Recorren sus dominios con absoluta seguridad, se agrupan en "ranchadas", como les dicen ellos, saben de dónde obtener un colchón para la noche, qué panadería les dará las medialunas que no lograron vender, conocen el dinero, lo manejan, negocian.
Qué pena infinita, qué dolor tan grande que sus dominios no sean el patio de una escuela, que no se agrupen en aulas, que no duerman en una camita por humilde que sea. Qué tristeza que la vida les robe lo más hermoso y aquello que jamás vuelve, una infancia de niño aunque parezca una redundancia, que en este caso no lo es.
Cuando uno los mira, y más con mirada de mamá, como en mi caso, cierta culpa se apodera. Uno piensa qué podría hacer por ellos, qué debería hacer por ellos, como cristiano, como ser humano, como padre.
Es una pregunta con muchas respuestas, no todas las respuestas están en nosotros, hay cosas que como ciudadanos rasos, sin poder, no podemos hacer.
Sin embargo, hay otras que, como cristianos o sin serlo siquiera, como una persona de bien, sí podemos.
No esquivarlos cuando nos encontramos con ellos, ya bastante tienen con que los esquive el poder, los gobiernos de turnos para los cuales ellos jamás son una prioridad.
Podemos ofrecerle una sonrisa, algo de comer, en vez del dinero que ellos están esperando y que, seguramente le será dado a otra persona para otros fines. Podemos colaborar con comedores, fundaciones, gente seria que en verdad se preocupa por devolver a estos niños lo que tan injustamente les fue arrebatado: la niñez y por qué no la dignidad.
Podemos rezar, aquellos que creemos en la oración, podemos enseñarles a nuestros hijos a mirar a estos niñitos con cariño y no con indiferencia, promover que ellos desarrollen una conciencia solidaria por el que menos tiene.
Aprendamos a responder una pregunta que Jesús nos hace siempre "¿y dónde está tu hermano?", sepamos que también está allí, en ese niñito descalzo y con expresión adulta.
No estará en nosotros cambiar las políticas sociales, pero seguramente si de verdad aprendemos a ver a Jesús en cada uno de esos piecitos sin zapatos, algo importante cambiará.

AUTOR: LIANA CASTELLO


avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 41539
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.