SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Marzo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Frases sobre el Destino
Lun 27 Mar 2017, 21:41 por Selina

» 6 curiosidades sobre los animales
Sáb 25 Mar 2017, 12:07 por Selina

» El lugar más profundo de la Tierra
Sáb 25 Mar 2017, 11:56 por Selina

» Mar sin Peces
Sáb 25 Mar 2017, 11:53 por Selina

» Como diferenciar un animal carnívoro de un herbívoro
Sáb 25 Mar 2017, 11:47 por Selina

» Golosa
Vie 24 Mar 2017, 09:51 por Julian el angelito

» Arreglando la rueda
Vie 24 Mar 2017, 09:45 por Julian el angelito

» Cara de Otoño
Jue 23 Mar 2017, 22:01 por ana maria

» Natividad 1909
Jue 23 Mar 2017, 21:46 por ana maria

» Tarjeta Oval
Jue 23 Mar 2017, 21:34 por ana maria



El sentido de la Navidad en los adultos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El sentido de la Navidad en los adultos

Mensaje por ana maria el Vie 23 Mayo 2014, 02:57

EL SENTIDO DE LA NAVIDAD EN LOS ADULTOS

Dios nos habla a través de su hijo, este niño que nace en cada 25 de diciembre. Tiene algo para decirnos, qué hermoso sería detener la vorágine en la que vivimos para escuchar qué nos dice esta Navidad.

Parecería ser que la Navidad mudó su esencia. En realidad, debería decir que nosotros, los adultos (no todos por suerte, pero sí muchos)  le cambiamos la esencia, el eje, el sentido. Le hemos modificado hasta el paisaje. Ya pocos nos acordamos de un pesebre rústico y pintamos a la Navidad de rojo, blanco y verde. Los negocios, las calles y los shoppings se visten de nieve, en medio del calor agobiante de nuestro país y sobre todo de nuestra ciudad.

Si hilamos más fino, o no tanto realmente, Papá Noel parecería tener más vigencia que el propio niño Dios.

No quiero decir con esto que no sea bello todo el entorno navideño, decorar un hogar, escribir junto a nuestros hijos la cartita a Santa Claus, procurar que tengan aquellos regalos que con tanta ilusión han pedido, armar en familia un arbolito y llenarlo de deseos junto con los adornos.
Lo preocupante es que lo anecdótico se ha convertido en protagonista y lo verdaderamente importante ha pasado a tener un papel secundario.

¿No nos estaremos olvidando de lo verdaderamente importante?. Digo, nosotros, los adultos, no nos estaremos olvidando, entre tanta guirnalda y copo de nieve, qué es lo que realmente celebramos?

Podría ser que este mundo en el que vivimos corre tan rápidamente que nos ha mareado un poquito y perdimos el eje. También nosotros parecemos obnubilados por el “brillo” navideño, sin pensar en lo verdaderamente importante. El milagro maravilloso, único, trascendente que se viste de humildad y pobreza cada diciembre.

Cada 25 de diciembre Dios vuelve a nacer. El, el más grande, el más bello, el más bueno, vuelve a tomar la forma de un pequeño bebe, humilde, muy humilde, muy lejos de los brillos con que nosotros pretendemos adornarlo.

Grande como soy, todavía me conmueve pensar que Dios cada año vuelve a hacerse chiquito para nosotros, para nuestros hijos, para que la historia vuelva a empezar. Y vuelve a instalarse allí, en su precaria cunita de paja, sin lujos ni pompa, sin tules ni adornos, sólo con lo imprescindible, el amor que lo rodeaba y el amor que venía a brindarnos

Y sigue allí, en su pesebre cada diciembre invitándonos también a nosotros a volver a nacer. Esto es una de las cosas que más me maravilla de la Navidad, sentir que también nosotros, tengamos la edad que tengamos y nos encontremos en la situación que sea, podemos volver a nacer. Saber que Dios, en esa forma pequeña y hermosa nos da una nueva oportunidad. Nos da la posibilidad de reencontrarnos con él, de acercarnos un poco más, si es que lo hemos dejado de lado.

Cada Navidad siento lo mismo: Es como si Dios tomara la forma más conmovedora para llegar al hombre, para decirle que siempre se está a tiempo de cambiar, que jamás todo está perdido, que así como El lo hace cada año, todos podemos nacer una y otra vez, porque su infinita bondad nos lo permite.

Por eso me preguntaba, ¿no nos estaríamos olvidando lo fundamental?
¿No sería bueno pensar en esta Navidad que, más allá de las costumbres que han hecho carne en nuestras vidas, nos deberíamos replantear esto, lo que Dios nos pide desde ese pesebre, lo que El nos ofrece?

Humildad, amor, un mundo nuevo, una historia distinta para cada uno de nosotros.

Nos ofrece el milagro de invitarnos a “nacer” con El una vez más.

No dejemos pasar esta oportunidad que está pronta a llegar. Este diciembre volvamos nuestra mirada hacia el  pesebre y pidamos a Dios que nos permita una vez más renacer. Celebremos con nuestras familias lo más importante, que Dios  hecho niño vuelve a estar en nuestro hogar y lo que es más importante, en nuestros corazones, como siempre, como cada año lo ha estado. Tal vez en esta oportunidad, podamos escucharlo.

      ¡¡¡Feliz Navidad!!

AUTOR: LIANA CASTELLO



avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 41043
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : BUENOS AIRES- ARGENTINA
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.