SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Tomates con Frase
Sáb 19 Ago 2017, 15:00 por ana maria

» Princesa del Mar
Sáb 19 Ago 2017, 14:32 por ana maria

» Lobos de Arga, pueblo gallego con una maldicion sus moradores se convierten en lobos cada cien años
Sáb 19 Ago 2017, 14:19 por ana maria

» Zorro Poetico
Jue 17 Ago 2017, 14:53 por ana maria

» Modelo de Pasarella
Jue 17 Ago 2017, 14:32 por ana maria

» Muchacho en Bordo
Miér 09 Ago 2017, 18:20 por ana maria

» Pajarito con Frase 2
Mar 08 Ago 2017, 12:28 por ana maria

» El Mar y El
Mar 08 Ago 2017, 12:00 por ana maria

» Emergiendo de las Aguas
Sáb 05 Ago 2017, 13:37 por ana maria

» Kabul, mi Mejor Amigo
Sáb 05 Ago 2017, 12:59 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
eli
 
Anuky
 
Selina
 
ana maria
 
Patito 58
 
adeur2
 
sombrita
 
Mayka0011
 
sebas
 



Mala Vida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mala Vida

Mensaje por ana maria el Mar 17 Jun 2014, 22:12

Mala Vida

-Hoy no tendría que haberme levantado... -pensó Kevin hundiendo el rostro y encogiendo los hombros para cubrir su boca con el chaquetón oscuro que le daba calor en aquella fría noche de Noviembre-.

Caminaba sin rumbo, dejándose llevar por las estrechas calles del casco antiguo de aquella ciudad, sintiendo cómo, poco a poco, la humedad le iba calando en los huesos.

Una ligera punzada en la ceja le obligó a sacar una mano del bolsillo, que acercó despacio y con desgana para pasar los dedos por la brecha, que horas antes, le habían abierto en la ceja. Se detuvo un instante y levantó la vista al negro cielo de aquella madrugada.

-Maldita la hora en que te conocí... -susurró de nuevo pasando la mano por su cabeza rapada, recordando a su antiguo compañero-.

Había conocido a Ian una tarde mientras vagueaba por el barrio, aburrido y descontento con todo lo que le rodeaba. Sin ganas de luchar por nada ni por nadie, harto de tener que vivir de las miserias de otros, estaba dispuesto a acabar con todo. Pero Ian le ofreció lo que nadie habría podido rechazar.

Al principio le resultó fácil, hacía pequeños favores que luego le eran recompensados con el dinero suficiente para salir de aquella vida perra. Pero las cosas se habían ido poniendo cada vez más feas.

Deslizó la mirada por las palmas abiertas de sus manos.

¿Cuántos rostros había llegado a desfigurar con aquellas mismas manos, sin sentir remordimiento ni pena? “Sólo hago mi trabajo...” Se repetía una y otra vez para aplacar a su conciencia.

Pero aquella noche algo cambió.
avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 42188
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Mala Vida

Mensaje por ana maria el Mar 17 Jun 2014, 22:15

Como lo que venía siendo su rutina diaria, le habían enviado a cobrar la deuda de un pobre desgraciado. Ian y él se acercaron a la susodicha casa y, tras aporrear la puerta de la casa con insistencia, una mujer de edad avanzada les recibió tras el umbral.

-Señora -comenzó diciendo Ian, con el semblante serio que acostumbraba a poner en esas situaciones-. Estamos buscando al “Rober”, ¿puede decirle que salga?

-Largaos de aquí -soltó la mujer a plomo-. No está. Y tampoco sé dónde puede estar.

Ian miró a su compañero con media sonrisa en los labios y se acercó a la mujer.

-De modo que no sabe dónde está... -murmuró acercando la mano a la cara de la anciana, apretando su mentón-.

La mujer miró aterrada hacia un lado.

-Es usted una mentirosa, ¿lo sabía? -añadió-.

Y sin dar opción a que reaccionara, le dio un empujón lo bastante fuerte cómo para hacerla caer a un lado, abriendo de par en par la puerta de la vivienda. Aterrado, con los ojos desorbitados por el pánico, el pobre desgraciado aferraba contra su espalda un niño de no más de dos años.

Aquella escena, aquella maldita escena...

Kevin sintió una punzada en el pecho. El recuerdo de su padre frente a él, protegiéndole con su propio cuerpo del tipo que empuñaba una navaja, le asaltó. La mirada de aquel pobre hombre y los sollozos del pequeño crío, destruyeron su pequeño mundo. Y sin más, sabiendo que más tarde se arrepentiría de ello, se abalanzó contra su compañero.

Volvió a meter las manos en los bolsillos y levantó el rostro cerrando los ojos, dejando que la neblina humedeciera su rostro maltrecho. En ese momento, un coche se detuvo detrás de él. Bajó la vista al suelo y, con un suspiro, sabiendo lo que se le avecinaba, se giró a mirar de soslayo, clavando sus ojos verdes en el cañón de la pistola que le apuntaba con mano firme.

Un estruendo sordo y seco retumba por las calles de aquella ciudad sin nombre mientras la risa de un niño abrazado a su padre resuenan en la distancia.
fuente: cortorelatos.com
avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 42188
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.