SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Abril 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Vocación
Sáb 15 Abr 2017, 09:09 por Selina

» Superioridad
Sáb 15 Abr 2017, 09:08 por Selina

» Si yo fuera
Sáb 15 Abr 2017, 09:07 por Selina

» Nubes y olas
Sáb 15 Abr 2017, 09:06 por Selina

» Mi canción
Sáb 15 Abr 2017, 09:05 por Selina

» Mediodía
Sáb 15 Abr 2017, 09:03 por Selina

» Mala fama
Sáb 15 Abr 2017, 09:02 por Selina

» Los primeros jazmines
Sáb 15 Abr 2017, 09:01 por Selina

» Los barcos de papel
Sáb 15 Abr 2017, 09:00 por Selina

» Las razones del niño
Sáb 15 Abr 2017, 08:59 por Selina



Carta la abnegacion

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Carta la abnegacion

Mensaje por ana maria el Sáb 07 Sep 2013, 14:22

Carta la abnegacion



Viena, 10 de mayo de 1940.
      
                Al fin llegaba mamá con la ración semanal de comida. Aunque había presentado dos bonos, sólo traía un pequeño pan de manteca y dos pancitos. Todos teníamos hambre, el ruido en nuestros estómagos se aumentó al ver los alimentos. Mi hermano y yo corrimos a la mesa, nos abalanzamos sobre la comida. Papá nos sacó de un golpe, ¡fuera!, ¡no toquen!, ¡salgan a jugar!. Mamá ocultaba algo, nos miraba raro, sin cariño, enojada. Cómo los odié, no me dejaban comer, nos ocultaban algo importante, ¿se comerían ellos la comida?. ¿Qué habría hecho yo para que me odiaran tanto?. ¿No junté los juguetes?, ¿contesté mal?, ¿no recé mis oraciones?, ¿me peleé con mi hermano?. ¿Qué sería lo que hacía para que no me dejaran comer?
   
              Mi hermano, con el carácter displicente y distante que tenía, se puso a correr por la cocina, yo no, yo miraba con odio y rencor a esa gente que deseaba mi muerte.

               Entre tanto mi papá, con un cuchillo, con el pulso de  un neurocirujano, hacía rayitas sobre la manteca para separar 14 porciones, y cortaba 28 rebanadas en los panes, todo lo hacía con mucho cuidado, con especial prolijidad. Finalmente nos llamó a comer, yo sentía asco y nauseas, y habría querido no tener hambre,  pero tenía, así que me encontré tragando la rebanada de pan con manteca.

             Pasó la guerra, ya estábamos en  Argentina, los odié durante 20 años, de adolescente mis padres se enojaban porque comía a escondidas y delante de ellos no comía, me llevaron a un montón de médicos, hasta que un día , mientras preparaba la cena, apareció mi hijo con tres compañeros de la
escuela, ‘mamá, se pueden quedar a cenar ?’.’Sí, cómo no’. y mientras me disponía a ‘estirar’ lo que había hecho para que alcanzara, hice la cuenta, 7 días por una rebanada de pan para cuatro  personas eran 28, 14 porciones marcadas en la manteca, eran una porción para dos personas por día. Ni mi mamá, ni mi papá comían manteca

 
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por ana maria el Vie 20 Jun 2014, 04:43, editado 1 vez
avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 41043
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : BUENOS AIRES- ARGENTINA
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.