SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Abril 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Limpiar la plancha con papel de aluminio
Ayer a las 22:23 por Selina

» Limpiar plata con papel de aluminio
Ayer a las 22:18 por Selina

» Rosas
Mar 25 Abr 2017, 17:09 por eli

» Vocación
Sáb 15 Abr 2017, 09:09 por Selina

» Superioridad
Sáb 15 Abr 2017, 09:08 por Selina

» Si yo fuera
Sáb 15 Abr 2017, 09:07 por Selina

» Nubes y olas
Sáb 15 Abr 2017, 09:06 por Selina

» Mi canción
Sáb 15 Abr 2017, 09:05 por Selina

» Mediodía
Sáb 15 Abr 2017, 09:03 por Selina

» Mala fama
Sáb 15 Abr 2017, 09:02 por Selina



El castillo de irás y no volverás

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Selina el Sáb 28 Jun 2014, 09:42

El castillo de irás y no volverás


Era una familia de campesinos que vivían de cultivar una minúscula hacienda, tan pequeña que a duras penas les daba para comer. Tenían un hijo pequeño llamado Salvador que en lo que podía ayudaba a su padre en las faenas del campo.

Los días que no había bruma y el horizonte estaba despejado se podía divisar allá lejos, muy lejos, algo así como las almenas de una vieja fortaleza. El niño, cuando la veía, preguntaba a su padre que qué era aquello, y el padre siempre le contestaba lo mismo:

-Hijo mío, aquello es el castillo de irás y no volverás; no se te ocurra ir nunca por allí porque quien ha ido no ha vuelto jamás.

Salvador era muy respetuoso y no contestaba nada, pero para sus adentros siempre decía: “Si yo fuera algún día, sí volvería”.

Cuando se convirtió en un mozalbete, muchas veces pidió permiso a su padre para ir al castillo que tanto le intrigaba, pero nunca se lo concedieron.

Al cumplir su mayoría de edad, sus padres se tuvieron que ausentar por unos días para visitar a unos familiares que vivían muy lejos, y Salvador se quedó a cargo de su casa y de los animales.

Pensó el muchacho que esta era su ocasión y, dejándolo todo listo para una ausencia de más de un día, se puso en camino.



avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25338
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Selina el Sáb 28 Jun 2014, 09:42

Después de mucho andar y antes de llegar al castillo, tuvo que pasar por una hondonada muy profunda por cuyo fondo corría una caudalosa garganta de aguas cristalinas. Como estaba muy cansado, bebió hasta saciarse y se echó a descansar sobre la fresca hierba; se quedó amodorrado y en ese estado vio que salía del agua un ser de formas femeninas que sonreía muy dulcemente.

Recordó nuestro amigo que en un viejo libro que había en su casa había leído que en las aguas de los ríos vivían unos seres fantásticos (aunque no recordaba su nombre) y que este debía ser uno de ellos, porque sus formas eran claramente femeninas.

Aquel Ser, sin perder su sonrisa, le preguntó que dónde iba y él contestó decidido:

-¡Al castillo de irás y no volverás!

-Pues vuélvete ya porque incluso aquí estás en peligro.

El muchacho contestó pausadamente:

-Llevo muchos años soñando con esta aventura y no me pienso volver.

El personaje, mirándole fijamente, le dijo:


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25338
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Selina el Sáb 28 Jun 2014, 09:43

-Porque eres valiente te voy a ayudar. Debajo de esa losa –señaló una que estaba muy cerca de Salvador- encontrarás un pequeño bolso. Dentro hay tres envoltorios: uno contiene un puñado de afrecho; otro, un puñado de ceniza, y el último, una tela de araña. Cuando estés en peligro, arrójalos contra tus enemigos.

El joven estuvo a punto de soltar una carcajada, pero era muy educado y se contuvo.

Cuando miró al agua, el personaje había desaparecido. Muy receloso y temiendo que fuera una burla, levantó la losa y, efectivamente, allí estaba el bolso.

Su primer pensamiento fue dejarlo donde estaba. “¿Para qué me puede servir?” se preguntó. Pero al final, como no le pesaba, decidió llevárselo.

Pasó la garganta por donde pudo, subió la empinada cuesta y desde allí el castillo estaba a dos pasos.

La puerta estaba cerrada. Al rodear la muralla, nuestro amigo vio que en un punto había un árbol muy corpulento que le rebasaba en altura. Trepó por él y, una vez arriba, por el camino de rondas buscó una escalera y bajó al patio. Oyó ruido como de utensilios de cocina y hacia allí dirigió sus pasos.

Era la habitación que servía de cocina a los moradores del castillo. La que manipulaba los cacharros era una mujer muy joven y bien parecida que, al verlo, ahogó un grito poniéndose la mano en la boca. Salvador le preguntó:

-¿Quién vive en este castillo? ¿Eres tú la hija de los dueños?



avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25338
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Selina el Sáb 28 Jun 2014, 09:43

La muchacha, bajando la voz y muy nerviosa, le respondió que los moradores del castillo eran unos malhechores que habían matado a su familia y que a ella le habían respetado la vida para que hiciera las faenas de la casa; el grueso de la pandilla estaba haciendo su correría diaria y ahora sólo estaban en el castillo ella y uno de los bandidos que se quedaba de guardián y que en aquel momento estaría haciendo algún menester o tal vez durmiendo.

Salvador no pensó en otra cosa que en libertar a aquella pobre mujer, por lo que le dijo:

-Si tu guardián está ausente y tú estás aquí por la fuerza, ¿a qué esperamos para escapar?

Sin escuchar los razonamientos de la joven, la obligó a salir al patio a toda prisa, descorrieron el enorme cerrojo, salieron y se fueron a todo correr.

Quizás fuera el chirrido del cerrojo lo que alertó al guardián, que fue a la puerta y, al verla abierta, corrió a la cocina, pero al no ver a la joven, cogió un turullo y subiéndose a lo más alto de la muralla lo hizo sonar repetidas veces para alertar a los demás si no estaban muy lejos.

Efectivamente, los malhechores ya regresaban y, al oír la llamada, vinieron a todo galope. Enterados de lo ocurrido y pensando que la muchacha había huido sola, sin bajar de los caballos salieron a perseguirla, y el que estaba de guardián, queriendo tomar parte en la persecución, cogió su caballo de la cuadra y se reunió con los demás.


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25338
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Selina el Sáb 28 Jun 2014, 09:43

Los jóvenes trataban de ocultarse entre el matorral, pero no tardaron en ser visto desde cierta distancia. Nuestro amigo se dio cuenta entonces de que lo único que podía hacer era poner en práctica el consejo de la aparición de la garganta y, como ya tenía a los forajidos encima, arrojó sobre ellos el puñado de afrecho: como por arte de encantamiento surgió una nube de polvo tan espesa que no permitía a los forajidos ver ni avanzar.

Sin embargo, poco a poco aquella polvareda fue quedando atrás y otra vez los delincuentes se echaron encima, así que el muchacho arrojó sobre ellos el puñado de ceniza que llevaba: nueva polvareda, esta vez más densa y molesta, pues la ceniza entraba en los ojos de jinetes y caballos produciéndoles irritación y lagrimeo, por lo que era imposible el avance.

Poco a poco el viento fue arrastrando aquella nube y otra vez nuestros amigos se vieron en peligro. Entonces arrojó sobre los bandidos la tela de araña y de repente aquellos hilos de seda apenas visibles se convirtieron en una red de fortísimas cuerdas que privó a los jinetes de todo movimiento; al mismo tiempo, surgieron de la tierra unas enormes arañas grises que empezaron a picar a caballos y a jinetes. Los que eran picados se ponían rojos como el fuego y se volatilizaban, y en pocos minutos no quedó ni rastro de aquella pandilla de criminales.


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25338
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Selina el Sáb 28 Jun 2014, 09:44

Nuestros amigos, que no podían creer lo que habían visto, se dirigieron a la casa de Salvador y contaron a sus padres todo lo ocurrido. La muchacha, cuando tomó cierta confianza, dijo al joven (al que ya amaba con toda su alma) que ella sabía dónde los criminales escondían sus riquezas, así que allá fueron con dos asnos y las trajeron a casa de él.

Poco después se casaron y vivieron felices. Y con esto y un cesto de pan y pimientos y rabanillos tuertos, acaba este cuento.


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25338
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: El castillo de irás y no volverás

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.