SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Enero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Vintage pensamientos
Hoy a las 08:57 por sunsi-julian

» Frases sobre la Vida
Ayer a las 20:56 por Selina

» Teresa y Ana Maria de Compras en Paris
Sáb 14 Ene 2017, 12:39 por ana maria

» Hada en Cuadruplicada
Vie 13 Ene 2017, 21:36 por ana maria

» Caballos
Vie 13 Ene 2017, 21:20 por ana maria

» Frases sobre la Verdad
Vie 13 Ene 2017, 20:26 por Selina

» Reina de Islandia
Vie 13 Ene 2017, 12:29 por ana maria

» Flores y Mariposas
Miér 11 Ene 2017, 15:42 por eli

» Flores y Lazos
Miér 11 Ene 2017, 00:11 por eli

» Ideas para el Hogar.
Mar 10 Ene 2017, 22:34 por eli

Los posteadores más activos del mes
eli
 
Selina
 
Anuky
 
sunsi-julian
 
Patito 58
 
ana maria
 
Julian el angelito
 
adeur2
 
Mayka0011
 
Abril
 



El Calcetín Perdido

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Calcetín Perdido

Mensaje por Selina el Dom 13 Jul 2014, 13:50

El Calcetín Perdido

Marianita era una pequeña niña de cuatro años de edad, tenía el pelo rizado, alegre y divertida, que le gustaba salir a jugar en el jardín de su casa; tenía un perrito muy juguetón que cuando la veía brincaba alrededor de ella, nada más se calmaba cuando ella le acariciaba la cabeza, el nombre del perrito era PELUSO.

Marianita, en la mayoría de las veces usaba únicamente los mismos bellos calcetines y les gustaban mucho, no le gustaba usar zapatos cuando salía a correr en el jardín con Peluso, éste acostumbraba morderle el calcetín para quitárselo, y ella le decía “no Peluso, no me quites mis calcetines bonitos”; el perrito seguía corriendo junto a ella; a Marianita se le salió un calcetín y no se dió cuenta, pero la mascota si se fijó. El perrito descuidó a Marianita, tomó el calcetín y se lo llevó a su casa que estaba en el jardín de atrás, para que después lo oliera pues le gustaba mucho hacerlo. Cuando terminaron de jugar, ella se fue a su casa y no se había dado cuenta que solamente traía puesto un calcetín; cuando su mamá le dijo que entrara a tomar un vaso de leche y al sentarse en su silla de bebé fue cuando vió sus pies y es cuando ella se dió cuenta que le faltaba un calcetín, que eran de sus preferidos porque éstos tenían lacitos, encajes y botoncitos de muchos colores; de inmediato se bajó de la silla, corriendo fue al jardín a buscarlo, revisó y revisó todos los rincones y no lo encontró; regresó a su casa llorando y muy triste le dijo a su mamá “mi lindo calcetín se ha perdido, no lo encontré”.

Marianita le pidió a toda su familia que le ayudaran a encontrar el calcetín perdido; todos en su casa buscaron y revisaron por muchos lados, pero a nadie se le ocurrió acechar en la casa de su mascota Peluso; él estaba adentro de su casa, acostado abrazando el calcetín y oliéndolo disfrutaba su aroma, pensando “que rico hueles amiguito calcetín, mejor que las flores, esto sí que es perfume del cielo”. Al rato que Peluso ya gastara todo el olor del calcetín, éste ya extrañaba a su hermano gemelo pues sabía que si Peluso no lo regresaba, ya no iba a volver a jugar a las cosquillas que le hacía con su bigotes.

El calcetín le pidió a Peluso que lo llevara con Marianita porque ella estaba desconsolada, él lo tomó entre sus dientes y se lo llevó a Marianita que al verlo se puso contenta y empezó a reír de gusto, ya que se podía poner de nuevo los calcetines que mas le gustaban y con ellos jugar en el jardín con Peluso, y así darles la fragancia característica al usarlos, pues de lo contrario uno se iba a quedar arrumbado en la casa de Peluso, y el otro se quedaría triste y olvidado en el cajón de los calcetines extraviados.
Alonso Novelo



Selina
♕-Infanta

Mensajes : 23493
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.