SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Enero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Tarjeta azul destellos
Hoy a las 16:08 por eli

» Vigia de Alta Mar
Hoy a las 14:08 por ana maria

» Bendito Verano
Hoy a las 14:00 por ana maria

» Mis Niñas Eli,Sunsi y Ana de Compras
Hoy a las 13:43 por ana maria

» Frases sobe Literatura
Ayer a las 22:14 por Selina

» Amapola Lindisima Amapola no seas tan Ingrata y Quiereme
Ayer a las 22:01 por ana maria

» Arte Pop
Ayer a las 21:43 por ana maria

» Cae la Nieve
Ayer a las 16:44 por ana maria

» Pasarela Cibeles de Felipe Varela
Ayer a las 16:36 por ana maria

» Frases sobre la Vida
Lun 16 Ene 2017, 20:44 por Selina



Los patos mandarines y el samurái

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los patos mandarines y el samurái

Mensaje por Selina el Mar 17 Mar 2015, 19:49


Los patos mandarines y el samurái



Hace ya de eso muchos años, a orillas del lago Mimidoro, hoy llamado Mizoro, al nordesde de Kyoto, vivía apaciblemente una pareja de patos mandarines. Era digno de verse, en el esplendor de la estación veraniega, al macho saltar sobre el agua y alzar el vuelo, con sus bigotes naranja, su pico rojo oscuro y sus magníficas alas frisadas. Doña pata y los niños, vestidos de modesto gris, incluso el mayor, que todavía llevaba el plumaje juvenil, no apartaban los ojos de él. De noche, saciados y dormidos los patitos, don Pato, con un tierno picotazo en la mejilla blanca y graciosa, daba las buenas noches a su esposa y, en el hueco del árbol que les servía de casa, toda la familia entraba en el país de los sueños.
 
Al año siguiente, con los primeros días de primavera, llegó un joven samurái que fue a instalar su cabaña a orillas del estanque. Su mujer estaba esperando su primer hijo. Eran pobres. El samurái había tenido que comprarse el equipo: los pantalones bombachos, las botas, los manguitos metálicos y la coraza de cuatro lienzos. Su mujer le había confeccionado la “venda de resolución”, su madre había ahorrado muchos años para ofrecerle las dos espadas tradicionales, la larga y la corta. Pero no tenía todavía la aterradora máscara destinada a atemorizar al enemigo. Esperaba que algún noble señor lo tomase a su servicio. Aquella noche, su mujer lo despertó y le dijo:
 



Selina
♕-Infanta

Mensajes : 23679
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: Los patos mandarines y el samurái

Mensaje por Selina el Mar 17 Mar 2015, 19:50


 “Tierno esposo mío, ya sé que somos pobres, y no quisiera importunaros, pero llevo un tiempo sintiendo un deseo irresistible de comer carne, y temo que vuestro hijo se resienta de ello”. El joven samurái no dijo palabra. Tomó su arco y salió en la noche. Se apostó al borde del estanque, al acecho de alguna presa.
 
Por casualidad, el pato mandarín estaba dando un paseo nocturno. A comienzos de primavera, el nido aún está vacío, y él pensaba en el duro trabajo de verano que le esperaba, cuando hubiera que alimentar a toda la familia. El samurái distinguió sus alas frisadas, que brillaban bajo la luna. Lanzó una flecha y lo mató. Se lo llevó en un saco y, llegado a casa, lo colgó de un palo, delante de la cabaña. Volvió luego a su lecho y se durmió.
 
Un ruido insólito lo sacó del sueño. Una especie de “¡tap, tap!”, como un aleteo. “Eso es que el pato sólo está herido –pensó- y se debate colgado del palo al que lo he sujetado. Tomó un cuchillo y salió. El pato mandarín estaba bien muerto, colgado boca abajo. Pero había acudido su hembra y batía las alas sobre él.



Selina
♕-Infanta

Mensajes : 23679
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: Los patos mandarines y el samurái

Mensaje por Selina el Mar 17 Mar 2015, 19:51

El samurái hizo brillar la lámina del cuchillo y lo levantó. La pata mandarina no se movió de allí. Entonces él hizo un fuego para asarlos a los dos, al macho y a la hembra. La pata seguía agitando las alas, indiferente a su suerte, llorando a su esposo muerto. El samurái quedó entonces embargado por un sentimiento desconocido. Fue a ver a su mujer, le mostró el espectáculo de aquel amor conyugal, y su esposa lloró.
 
“No comería de esa carne por nada del mundo”, le dijo.
 
Cuentan las antiguas crónicas que el samurái se cortó el moño de guerrero y se hizo monje. Llevó una vida ejemplar, protegiendo a los animales, preocupándose por el menor insecto y su nombre se venera desde entonces. Así nos lo han transmitido entre las cosas del pasado.



Selina
♕-Infanta

Mensajes : 23679
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: Los patos mandarines y el samurái

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 17:05


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.