SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Julio 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Pensando en Ti
Dom 15 Jul 2018, 08:33 por ana maria

» Lotos en Rosa
Lun 09 Jul 2018, 11:40 por ana maria

» Saliendo del Lago
Lun 09 Jul 2018, 11:30 por ana maria

» Agazapado con Zarpas
Mar 03 Jul 2018, 22:51 por ana maria

» Hada del Viento
Mar 03 Jul 2018, 21:24 por ana maria

» Guía de Flores con Frase
Vie 22 Jun 2018, 14:28 por ana maria

» Me Llaman Malevo
Vie 22 Jun 2018, 13:13 por ana maria

» Nena con Perro
Jue 21 Jun 2018, 14:47 por ana maria

» La Niña y las Mariposas Blanco Negro
Jue 21 Jun 2018, 14:22 por ana maria

» Ventana Florida
Miér 20 Jun 2018, 17:57 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
eli
 
Anuky
 
Patito 58
 
ana maria
 
adeur2
 
sebas
 
Mayka0011
 



La salchicha que no quería ser asada

Ir abajo

La salchicha que no quería ser asada

Mensaje por Selina el Mar 21 Abr 2015, 09:15


La salchicha que no quería ser asada
 
La salchicha de este cuento era una salchicha robada. El ladrón, que contaba tan sólo siete años de edad, era un pillete a carta cabal. Pero esta salchicha le enseñó quién era más listo de los dos.
 
El muchacho la había dejado caer suavemente en el bolsillo de sus pantalones, en casa del carnicero, mientras éste ponía media libra de carne en el cesto de una vieja y le decía a la vez una broma.
 
Ahora el propósito del pequeño bribón era asar la salchicha, pues se trataba de una verdadera salchicha para asar.
 
El muchacho se encontraba completamente solo en la casa. Con las prisas, sus familiares se habían olvidado de él. Todos estaban en el campo, porque amenazaba una tormenta, y el heno estaba todavía por recoger.
 
Este era, pues, el momento oportuno. ¡Encender deprisa el fuego y echar manteca en la sartén! Ya chisporroteaba la lumbre. Pero la salchicha decidió no dejarse asar por un vulgar picaruelo. Así, mientras el muchacho se inclinaba para echar leña en el fuego, ella se deslizó, con la misma suavidad, del bolsillo, y fue rodando hasta debajo del hogar. Ahora yacía junto a la pared, en el último rincón, donde reinaba una completa oscuridad.
 
Pero, como decimos, la manteca chisporroteaba ya, y el pequeño se metió rápido la mano en el bolsillo para sacar la salchicha. ¡Qué espanto! Se agachó y miró a derecha e izquierda, hacia detrás y hacia delante, y se volvió a uno y otro lado. ¡No estaba! La salchicha permanecía quietecita en su rincón, como un ratoncito asustado.
 
En este momento brilló un relámpago, y el trueno traqueteó por encima de la casa, haciendo temblar de arriba abajo las paredes. El chiquillo, sumamente asustado, se tapó los ojos con ambas manos. Entonces se oyó un silbido en el hogar.
 


avatar
Selina
♕-Princesa

Mensajes : 29891
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Re: La salchicha que no quería ser asada

Mensaje por Selina el Lun 04 Mayo 2015, 22:02


-¡Jesús! -gritó el muchacho.
 
La manteca caliente ardía con rojas llamaradas sobre la sartén.
 
-¡Fuego! ¡Fuego! -gritó por la ventana de la cocina.
 
Una vecina, al oír los gritos, dejó caer lo que tenía en las manos. Acudió corriendo en su ayuda, y pudo, por fortuna, apagar todavía el fuego.
 
-Y ahora, vamos a ver, muchacho, ¿qué es lo que querías hacer? -preguntó.
 
El pequeño picaruelo negó lo azul del cielo, dando todo género de explicaciones y excusas, y la vecina le hubiera creído seguramente todo lo que decía, si no se hubiese presentado de pronto la madre. Ahora no era ya posible seguir disimulando. La sartén quemada hablaba demasiado claramente a la madre, y la merma en la manteca tenía también lo suyo que decir.
 
Pero la verdad de lo ocurrido la sabía única y exclusivamente la salchicha, que no podía hablar, porque no disponía de lengua; de modo que yacía en la oscuridad sin poderse mover. Pero, a pesar de ello, supo cómo salir del apuro. Comenzó a despedir sus apetitosos aromas, hasta que el perrito se dio cuenta de ella. El perrito olisqueó, inquieto en torno al hogar. Al fin, se deslizó debajo de él y salió con la salchicha en la boca.
 
-¡Ah, bribón! -exclamó la madre, dando un palmetazo a su hijo.
 
El pequeño bribonzuelo se volvió colorado hasta las orejas viéndose descubierto, y, mientras el perrito se comía tranquilamente la salchicha cruda, tuvo él que correr a casa del carnicero y pagarle de sus ahorros, pues en estas cosas no admitía bromas la madre.


avatar
Selina
♕-Princesa

Mensajes : 29891
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.