SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Marzo 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Reina Blanca
Jue 21 Mar 2019, 10:26 por ana maria

» Pato Marrueco
Jue 21 Mar 2019, 10:17 por ana maria

» No Subestimes
Jue 21 Mar 2019, 09:35 por ana maria

» Tigre de Ojos Celestes
Miér 20 Mar 2019, 22:06 por ana maria

» Rojo Sangre
Miér 20 Mar 2019, 21:22 por ana maria

» El Elixir de la Amistad
Miér 20 Mar 2019, 11:57 por ana maria

» El Nomada y la Diembra
Miér 20 Mar 2019, 11:40 por ana maria

» El Amante Perfecto
Mar 19 Mar 2019, 13:09 por ana maria

» Rodeada de Amigos
Lun 18 Mar 2019, 17:35 por ana maria

» La Nutria y el Caballito de Mar
Lun 18 Mar 2019, 17:07 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
ana maria
 
Patito 58
 
Mayka0011
 
sebas j
 



El Pequeño Lischen y la Luna

Ir abajo

El Pequeño Lischen y la Luna

Mensaje por ana maria el Sáb 25 Abr 2015, 01:49


El pequeño Lischen y la luna
[Cuento. Texto completo.]



La clara luz de la Luna llena brillaba a través de la ventana, precisamente junto a la pared donde estaba la camita. Por ello le era imposible dormirse al pequeño Lischen. Continuamente miraba hacia el claro rostro de la Luna. Ésta tenía ojos, que ahora empezaban a parpadear; tenía boca, que comenzaba a moverse de repente.

-Lischen, ¿por qué no duermes aún? -le preguntó la luna.

-Porque tú me contemplas así.

-Entonces no te miraré más -le dijo la Luna, y cubrió su faz con una nube.

Al momento se durmió Lischen. Entonces soñó que la buena luna había partido muy lejos y no volvería ya nunca más.

Lischen se puso a llorar. Entonces apartó la Luna rápidamente la nube que la cubría y se rió del pequeño Lischen.

-¡Mírame! Aquí estoy -dijo.

Pero el pequeño Lischen tenía los ojitos tan llenos de sueño, que no podía ver bien a la luna.

-¡Acércate! -dijo ella-. ¡Sube hasta mí!

Entonces fue Lischen quien se rió de la Luna y dijo:

-¿Cómo he de subir si estás tan alta?...

-Te mandaré mis rayos.

Y la luna, en efecto, mandó todos sus rayos, de modo que parecían una carretera de oro. Lischen comenzó a subir por ella, hasta que estuvo muy cerca de su amiga. Pero entonces se hizo gigantesco el rostro de la luna: los ojos eran como lagos, la nariz como una poderosa montaña y la boca como un profundo, muy profundo, valle.





ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 48819
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

El Pequeño Lischen y la Luna

Mensaje por ana maria el Dom 26 Abr 2015, 15:33



El pequeño Lischen quedó aterrado ante tal vista, y retrocedió corriendo. Pero el camino de rayos había desaparecido y cayó de cabeza hacia la tierra, rodeado por completo de oscuridad. Cuando llegó abajo, se produjo un fuerte bum-bum. El pequeño Lischen se incorporó aterrado y empezó a llorar fuertemente.

Al oír el llanto, acudió presurosa su madre y tras ella vino su padre, y tras el padre, vino su hermana mayor. Cuando vieron al chiquillo, con su camisita de dormir, sentado al pie de la cama, preguntaron los tres a la vez:

-Lischen, ¿qué ha sucedido?

-He caído de la luna -sollozó el niño.

Entonces se rió el padre, y la hermana se rió también; pero la madre levantó al pobre Lischen y le preguntó:

-¿Dónde te duele?

-Aquí, en la cabeza -dijo Lischen.

Su madre le acarició el lugar dolorido, mientras le cantaba:

Cúrate pronto,
cúrate ya.
No llores, niño,
no llores más.
Las hadas buenas
pronto vendrán,
y tus dolores te sanarán.
Cúrate pronto,
cúrate ya.

-Bueno, ahora puedes dormirte de nuevo -dijo después-; pero desearía aconsejarte una cosa: ¡no vuelvas a subirte nunca más a la Luna! ¡Está demasiado alta para un hombrecillo tan pequeño como tú!

Lischen lo prometió, firme y seguro, y así lo ha cumplid



ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 48819
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.