SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Julio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Guia de Hojas
Mar 18 Jul 2017, 22:50 por ana maria

» Guerrero
Mar 18 Jul 2017, 22:30 por ana maria

» Nena con Frase
Dom 16 Jul 2017, 16:22 por ana maria

» Amapolas 2
Dom 16 Jul 2017, 15:33 por ana maria

» Dos Amigas Voladoras
Jue 13 Jul 2017, 14:44 por ana maria

» Afilar el hacha
Miér 12 Jul 2017, 20:20 por Selina

» El Problema
Miér 12 Jul 2017, 20:19 por Selina

» El elefante encadenado
Miér 12 Jul 2017, 20:13 por Selina

» El bambú japonés
Miér 12 Jul 2017, 20:12 por Selina

» En busca de la aguja perdida
Miér 12 Jul 2017, 20:10 por Selina

Los posteadores más activos del mes
eli
 
Anuky
 
Selina
 
Patito 58
 
ana maria
 
adeur2
 
sombrita
 
sebas
 
Abril
 
Mayka0011
 



El Hombre del "Do"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Hombre del "Do"

Mensaje por Selina el Sáb 09 Jul 2016, 10:43


El Hombre del "Do"

Existe una historia que refleja el sentido del karate. Es una parábola acerca del Do (camino) y un hombre insignificante .
Un karateka preguntaba a su Sensei: ¿Cuál es la diferencia entre un hombre del Do y un hombre insignificante?
El Sensei respondió: "Cuando el hombre insignificante recibe el primer Dan, corre  rápidamente a su casa gritando a todos el hecho. Después de recibir su segundo Dan, escala el techo de su casa, y lo grita a todos".
Al obtener el tercer Dan, recorrerá la ciudad contándoselo a cuantas personas encuentre."

El Sensei continuó: "Un hombre del Do que recibe su primer Dan, inclinará su cabeza en señal de gratitud; después de recibir su segundo Dan, inclinará su cabeza y sus hombros; y al llegar al tercer Dan, se inclinará hasta la cintura, y en la calle, caminará junto a la pared, para pasar desapercibido.
 
Cuanto más grande sea la experiencia, habilidad y potencia, mayor será también su prudencia y humildad".


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 27007
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Las Distracciones

Mensaje por Selina el Sáb 09 Jul 2016, 10:44


Las Distracciones

En un monasterio budista dos discípulos destacaban particularmente por su brillante inteligencia, si bien fueran muy diferentes el uno del otro.
 
El primero solía pedir al abad que le dejara salir del monasterio para ver el mundo y en él poder poner en práctica su zen. El otro se contentaba con la vida monástica y, aunque le hubiera gustado ver el mundo, esto no le creaba ningún afán en absoluto.
 
El abad, que nunca había accedido a los pedidos del primer monje, pensó un día que tal vez los tiempos eran maduros para que los jóvenes monjes fueran puestos a prueba. Les convocó, anunciándoles que había llegado el momento de que se fueran por el mundo durante todo un año. El primer monje exultaba. Dejaron el templo el día siguiente al amanecer.
 
El año transcurrió rápido y los dos monjes regresaban al monasterio con muchas experiencias para contar. El abad quiso verles para conocer lo que ese año había supuesto para ellos y qué habían descubierto durante su estancia en el mundo laico.
 
El primer monje, el que quería conocer el mundo material, dijo que la sociedad está llena de distracciones y tentaciones, y que es imposible meditar ahí fuera. Para practicar el zen no existe mejor lugar que el monasterio.
 
El otro, por el contrario, dijo que salvo algunos aspectos superficiales no encontró gran diferencia a la hora de meditar y practicar el zen en el mundo exterior. Por tanto, a su parecer, quedarse en el templo o vivir en sociedad, le resultaba igual.
 
Tras haber escuchado ambos relatos, el abad les dio a conocer su decisión: al segundo monje le concedió la autorización para que se fuera. Al primero le dijo: "será mejor que tú te quedes aquí, todavía no estás preparado".


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 27007
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.