SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Febrero 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» El Hada del Libro
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyJue 27 Feb 2020, 20:35 por ana maria

» El Helecho y el Bambu
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyJue 27 Feb 2020, 10:37 por ana maria

» Cruz Pesada
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyMiér 26 Feb 2020, 20:46 por ana maria

» El Joven Principe
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyMiér 26 Feb 2020, 13:00 por ana maria

» Tarde que Temprano perdemos la guerra contra el tiempo
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyMar 25 Feb 2020, 11:17 por ana maria

» Lagrimas
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyLun 24 Feb 2020, 20:23 por ana maria

» El Almacen de las Hadas
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyLun 24 Feb 2020, 20:21 por ana maria

» Botiquin de Primeros Auxilios
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyLun 24 Feb 2020, 10:48 por ana maria

» El Sabio y el Sacerdote
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyDom 23 Feb 2020, 17:23 por ana maria

» El Sabio y el Sacerdote
El Tiempo Todo lo Estropea EmptyDom 23 Feb 2020, 17:23 por ana maria



El Tiempo Todo lo Estropea

Ir abajo

El Tiempo Todo lo Estropea Empty El Tiempo Todo lo Estropea

Mensaje por ana maria el Dom 10 Feb 2019, 09:50



El tiempo todo lo estropea

─Papá, ¿crees que Tom irá al cielo?  

El padre tomó la pala para arrojar un montón de tierra sobre el blando cuerpo que descansaba en el fondo de un pequeño hoyo. A la luz de los relámpagos, todas las cosas parecían bañadas con sangre, todos los gestos se antojaban furtivos y todas las almas estaban manchadas. En una noche tan desapacible como aquella, nadie en su sano juicio abandonaba el calor de su hogar, a no ser que tuviera un buen motivo para hacerlo.    

─Claro que sí, hijo. Siempre fue un buen amigo.    

─Entonces, ¿por qué nos deja?    

─No le culpes a él. Es cosa del tiempo.    

─¿Del tiempo, papá?    

─Sí, del tiempo. De ese que todo lo cambia. De ese que todo lo estropea.      

Cayó otro montón de tierra sobre el cuerpo de Tom. Ya no quedaba rastro de él, excepto su recuerdo. A partir de aquel momento, todo resultaría más sencillo. La tierra iría acumulándose hasta rellenar por completo la fosa donde yacía. A continuación, su hijo olvidaría, las mentes jóvenes siempre lo hacen.      Dio unos golpes para compactar la tierra, mientras el pequeño buscaba alguna piedra pesada que sirviera de túmulo. La cosa no había ido tan mal después de todo. Observó a su alrededor en busca de algún intruso, sin encontrarlo. Aquello lo tranquilizó un poco más. Entonces sintió la mano húmeda del niño agarrando la suya con fuerza. Su mirada triste hablaba de recuerdos todavía demasiado vivos en su memoria.    

─Regresemos a casa ─dijo el padre─. Todavía tenemos que lavarnos. Mira como nos hemos puesto.    

─Tienes razón ─concedió el niño.    

─Venga, corramos.        

Ambos emprendieron una alocada carrera que se prolongo hasta alcanzar la entrada de la casa. Ya a cubierto, rieron hasta hartarse. Fuera, la lluvia arreciaba y, de tanto en tanto, un rayo iluminaba el campo en donde ya no quedaba rastro alguno de Tom.     Después de acicalarse a conciencia, se sintieron como nuevos. El barro y la lluvia quedaban tan lejanos como el sol del verano. Regresaron al salón y encendieron el televisor para matar el tiempo. Estaban dando un boletín especial. En la pantalla aparecían los padres de Tom acompañados por algunos policías. Uno de los agentes, al parecer un sargento, daba la descripción del niño y de su ropa. Acto seguido apareció rotulado un número telefónico al que llamar para facilitar cualquier pista que pudiera ayudar a encontrar a Tom.    

─Papá, ¿no crees que deberíamos decirles donde está? Van a pasar mucho frío hasta que lo encuentren.    

─Calla ─ordenó─. Nunca, repito, nunca, debes decir a nadie donde está enterrado. ¿Me entiendes?    

─Sí, papá ─respondió con voz temblorosa.    

─Si lo cuentas, jamás volveremos a tener un humano con el que jugar. Tom había dejado ya de interesarse por nosotros. Ya te lo dije antes, es el tiempo quien todo lo estropea.        

Y los peluches volvieron a la habitación del niño antes de que sus padres regresasen a casa.

tusrelatos.com c.g.demian



ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 55060
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.