SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Diciembre 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Quince Curiosidades Sobre la Navidad que la Mayoria de la Gente Desconoce
Los Dos Burritos EmptyAyer a las 15:32 por ana maria

» Consejos de Billi Gates
Los Dos Burritos EmptyAyer a las 10:37 por ana maria

» Cinco Minutos Mas
Los Dos Burritos EmptyVie 06 Dic 2019, 15:01 por ana maria

» Carta de un Soldado a su Mama
Los Dos Burritos EmptyVie 06 Dic 2019, 11:31 por ana maria

» Una Historia de Navidad
Los Dos Burritos EmptyJue 05 Dic 2019, 15:24 por ana maria

» Duo de Portaretratos
Los Dos Burritos EmptyJue 05 Dic 2019, 10:57 por ana maria

» Tiene Sueño
Los Dos Burritos EmptyJue 05 Dic 2019, 10:51 por ana maria

» El Angel de los Niños
Los Dos Burritos EmptyJue 05 Dic 2019, 10:26 por ana maria

» El Reno de la Nariz Colorada
Los Dos Burritos EmptyMiér 04 Dic 2019, 15:45 por ana maria

» Cicatrices de Amor
Los Dos Burritos EmptyMiér 04 Dic 2019, 11:17 por ana maria

Los posteadores más activos del mes
eli
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
Patito 58
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
ana maria
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
Anuky
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
Ana teresa
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
adeur2
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
Mayka0011
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
Los Dos Burritos Vote_lcapLos Dos Burritos Voting_barLos Dos Burritos Vote_rcap 



Los Dos Burritos

Ir abajo

Los Dos Burritos Empty Los Dos Burritos

Mensaje por ana maria el Sáb 13 Jul 2019, 12:59



Los dos burritos


Erase una vez una madre - así comienza esta historia encontrada en un viejo libro de vida de monjes, y escrita en los primeros siglos de la Iglesia -. Erase una vez una madre - digo - que estaba muy apesadumbrada, porque sus dos hijos se habían desviado del camino en que ella los había educado.

Mal aconsejados por sus maestros de retórica, habían abandonado la fe católica adhiriéndose a la herejía, y además se estaban entregando a un vida licenciosa desbarrancándose cada día más por la pendiente del vicio.

Y bien.

Esta madre fue un día a desahogar su congoja con un santo eremita que vivía en el desierto de la Tebaida. Era este un santo monje, de los de antes, que se había ido al desierto a fin de estar en la presencia de Dios purificando su corazón con el ayuno y la oración. A él acudían cuantos se sentían atormentados por la vida o los demonios difíciles de expulsar.

Fue así que esta madre de nuestra historia se encontró con el santo monje en su ermita, y le abrió el corazón contándole toda su congoja.

Su esposo había muerto cuando sus hijos eran aún pequeños, y ella había tenido que dedicar toda la vida a su cuidado. Había puesto todo su empeño en recordarles permanentemente la figura del padre ausente, a fin de que los pequeños tuvieran una imagen que imitar y una motivación para seguir su ejemplo.

Pero , hete aquí, que ahora, ya adolescentes, se habían dejado influir por las doctrinas de maestros que no seguían el buen camino y enseñaban a no seguirlo. Y ella sentía que todo el esfuerzo de su vida se estaba inutilizando. ¿Qué hacer? Retirar a sus hijos de la escuela, era exponerlos a que suspendidos sus estudios, terminaran por sumergirse aún más en los vicios por dedicarse al ocio y vagancia del teatro al circo.

Lo peor de la situación era que ella misma ya no sabía qué actitud tomar respecto a sus convicciones religiosas y personales

Porque si éstas no habían servido para mantener a sus propios hijos en la buena senda, quizá fueran indicio de que estaba equivocada también ella. En fin, al dolor se sumaba la dura y el desconcierto no sabiendo qué sentido podría tener ya el continuar siendo fiel al recuerdo de su esposo difunto.

Todo esto y muchas otras cosas contó la mujer al santo eremita, que la escuchó en silencio y con cariño. Cuando terminó su exposición, el monje continuó en silencio mirándola. Finalmente se levantó de su asiento y la invitó a que juntos se acercaran a la ventana. Daba esta hacia la falda de la colina donde solamente se veía un arbusto, y atada a su tronco una burra con sus dos burritos mellizos.

-¿Qué ves? - le preguntó a la mujer quien respondió:

-Veo una burra atada al tronco del arbusto y a sus dos burritos que retozan a su alrededor sueltos. A veces vienen y maman un poquito, y luego se alejan corriendo por detrás de la colina donde parecen perderse, para aparecer enseguida cerca de su burra madre.

Y esto lo han venido haciendo desde que llegué aquí. Los miraba sin ver mientras te hablaba.

-Has visto bien - le respondió el ermitaño-. Aprende de la burra. Ella permanece atada y tranquila. Deja que sus burritos retocen y se vayan. Pero su presencia allí es un continuo punto de referencia para ellos, que permanentemente retornan a su lado.

Si ella se desatara para querer seguirlos, probablemente se perderían los tres en el desierto. Tu fidelidad es el mejor método para que tus hijos puedan reencontrar el buen camino cuando se den cuenta de que están extraviados.

Sé fiel y conservarás tu paz, aun en la soledad y el dolor. Diciendo esto la bendijo, y la mujer retornó a su casa con la paz en su corazón adolorido.

por Mamerto Menapace, publicado en Cuentos Rodados, Editorial Patria Grande



ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 54035
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.