SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.
SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Visitantes
Agosto 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Acceso Rapido
Últimos temas
» Los Amantes de Las Palmas
El Candil de la Nona  EmptyHoy a las 19:16 por ana maria

» Buen Día- Besitos
El Candil de la Nona  EmptyHoy a las 13:19 por ana maria

» Plegaria Antigua
El Candil de la Nona  EmptyHoy a las 12:11 por ana maria

» La Gruta del Pirata
El Candil de la Nona  EmptyAyer a las 18:50 por ana maria

» Agua Mágica
El Candil de la Nona  EmptyAyer a las 12:34 por ana maria

» Miau, Miau
El Candil de la Nona  EmptyLun 03 Ago 2020, 14:12 por ana maria

» Cuadro de Flores
El Candil de la Nona  EmptyLun 03 Ago 2020, 13:59 por ana maria

» Libro de los Cuentos de Hadas
El Candil de la Nona  EmptyLun 03 Ago 2020, 13:27 por ana maria

» Donde Quiera que Estés , se el Alma del Lugar...
El Candil de la Nona  EmptyLun 03 Ago 2020, 12:09 por ana maria

» Soy Estupendo ! me amo
El Candil de la Nona  EmptyDom 02 Ago 2020, 17:57 por ana maria

Los posteadores más activos de la semana
ana maria
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
adeur2
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
eli
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
Lady Day
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
Mayka0011
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 

Los posteadores más activos del mes
ana maria
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
adeur2
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
eli
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
Lady Day
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 
Mayka0011
El Candil de la Nona  Vote_lcapEl Candil de la Nona  Voting_barEl Candil de la Nona  Vote_rcap 



El Candil de la Nona

Ir abajo

El Candil de la Nona  Empty El Candil de la Nona

Mensaje por ana maria el Vie 23 Ago 2019, 13:27



El candil de la nona

Ha quedado en mi recuerdo como uno de esos objetos sin edad.
Como si a fuerza de estar y de alumbrar, hubiera logrado vencer el tiempo y permanecer.

Era una lámpara antigua de bronce. Tampoco podría afirmar, al revivirla hoy en mi recuerdo, si lo que la adornaba eran dibujos o simplemente arrugas con las que la vida y los acontecimientos habían ido ganándole un rostro.
Tenía ese noble color del bronce, y la capacidad de alumbrar en silencio.

Era una lámpara con pie. Cuando se la encendía, se la colocaba siempre en el centro de la mesa familiar. De ahí que su recuerdo lo tengo acollarado a las noches de invierno. Porque en verano vivíamos a la intemperie, y entonces no se usaba la lámpara, sino un farol que se colgaba de las ramas del árbol del patio.

Pero la lámpara de bronce tenía esa rara cualidad de crear la intimidad. Objeto quedado, de entre miles de objetos idos, la vieja lámpara de bronce parecía haber asumido en lo más íntimo de sí su propia soledad, y quizá fuera de allí de donde sacara esa misteriosa fuerza para crear la comunión.

Cuando entrada la noche se encendía la lámpara, parecía que su luz quieta hiciera crecer a su alrededor el silencio, y no sé qué misterio viejo. Mirando su llamita, los niños dilatábamos las pupilas, y quietos de cuerpo y alma, remábamos tiempo adentro. Hacia esa época legendaria en que grandes vapores llenos de inmigrantes avanzaban por el mar hacia nosotros. En uno de ellos había venido a desembarcar en nuestra mesa aquella lámpara.

Entre nosotros su luz creaba esa misteriosa realidad de hacernos sentir con raíces, viniendo de un tiempo viejo. Sabíamos que en otros tiempos su luz había alumbrado fiestas bulliciosas; que en ocasiones había creado la sombra precisa para ocultar una mirada furtiva; y que su llama había mantenido la luz necesaria para alimentar las confidencias.
En aquellos tiempos viejos, quizá había sido en las noches de la llanura la única respuesta de luz en leguas a la redonda, para el diálogo de nuestros abuelos con las estrellas.

No la sentíamos vieja. Porque intuíamos que había superado el tiempo. De la misma manera no nos atrevíamos a llamar vieja a una fruta madura. Madura de alumbrar, había terminado por asumir la vida en sí misma. Uno sabía que esa madurez de vida era el combustible que le permitía seguir alumbrando quieto.
Porque tenía una rara manera de alumbrar sin hacer ruido: tenía una luz mansa.

Aparecía entre nosotros a eso de la oración; y su presencia en la mesa familiar convertía en liturgia esos ritos primordiales de partir en cada plato la polenta humeante y el guiso oscuro y fuerte.

Cuando luego de unos años de ausencia volví a mi familia, la vieja lámpara ya no estaba allí con su color bronce y su luz mansa. Pero su ausencia seguía creando ese hueco de silencio familiar.
El candil de la nona fue en mi vida uno de esos objetos vivientes que me enseñaron que los humanos también tenemos raíces.

por Mamerto Menapace, publicado en La sal de la tierra, Editorial Patria Grande
 





ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 57562
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.