SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.
SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Visitantes
Agosto 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Acceso Rapido
Últimos temas
» Imágenes de Mujeres
Una Historia de Navidad EmptyHoy a las 05:52 por Lady Day

» Diversos
Una Historia de Navidad EmptyHoy a las 05:25 por Lady Day

» El Emperador y el Bandido
Una Historia de Navidad EmptyAyer a las 18:06 por ana maria

» Buenas Noches
Una Historia de Navidad EmptyAyer a las 16:55 por ana maria

» Buen Día- Besitos
Una Historia de Navidad EmptyAyer a las 16:33 por ana maria

» La Rosa
Una Historia de Navidad EmptyAyer a las 11:56 por ana maria

» Multicolor
Una Historia de Navidad EmptyJue 13 Ago 2020, 13:28 por ana maria

» Lo que la Lluvia se Llevo
Una Historia de Navidad EmptyJue 13 Ago 2020, 12:25 por ana maria

» El Dedo del Difunto
Una Historia de Navidad EmptyMiér 12 Ago 2020, 18:03 por ana maria

» Cuantos Años Tengo ?
Una Historia de Navidad EmptyMiér 12 Ago 2020, 11:56 por ana maria

Los posteadores más activos de la semana
ana maria
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
adeur2
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Lady Day
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Maria Reyes
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 

Los posteadores más activos del mes
ana maria
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
adeur2
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Lady Day
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
eli
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Maria Reyes
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 
Mayka0011
Una Historia de Navidad Vote_lcapUna Historia de Navidad Voting_barUna Historia de Navidad Vote_rcap 



Una Historia de Navidad

Ir abajo

Una Historia de Navidad Empty Una Historia de Navidad

Mensaje por ana maria el Jue 05 Dic 2019, 15:24



Una historia de Navidad

En ocasiones pensamos que nuestros problemas son los más grandes del mundo.
Algo parecido le sucedió a un muchacho llamado Francisco, hasta que le sucedió un encuentro inesperado con una señora.
Frank, así le llamaban, siempre había sido un buen estudiante y deportista. En sus estudios, era un alumno sobresaliente.
Le gustaba el básquetbol y sabía jugarlo.
En su casa le llamaban "el atleta de la temporada y él se sentía feliz.

Se había preparado especialmente para jugar la próxima temporada.
Incluso había comprado unos tenis muy suaves y cómodos para jugar.
Tal vez por esa situación tan halagadora le produjo un gran dolor cuando al leer la lista de los seleccionados no se encontró en ella.
Lleno de esperanzas buscaba frenéticamente su nombre, pero no estaba.

Ese día sintió como si hubiera dejado de existir, como si se hubiese vuelto invisible.
Muy triste salió de los vestidores, tratando de encontrar una explicación a su exclusión del equipo.
Caminó durante un buen rato pero nada lo consolaba.
Duró varios días de mal humor, no queriendo hablar con nadie y respondiendo mal a sus padres cuando intentaban acercársele.
Nada le agradaba.

Pero un día de mucho frío y lluvia, tomó el autobús de costumbre y se sentó cerca del chofer.
Una mujer muy adelantada en su embarazo con paso lento subió al camión y se sentó detrás del asiento del chofer.
Entonces el chofer le preguntó en voz alta:
"¿Dónde están sus zapatos, señora?
Porque afuera habrá sólo diez grados".

Francisco no se había fijado, pero efectivamente la señora iba sólo con unas calcetas medio mojadas.
La señora le contestó al chofer:
"No puedo darme el lujo de tener zapatos.
Subí al autobús sólo para calentarme los pies. Si no le importa viajaré con usted un rato".

El chofer se rascó su cabeza calva y exclamó:
"Sólo dígame cómo es que no puede permitirse unos zapatos."
La señora le dijo:
"Tengo ocho hijos. Todos tienen zapatos.
No quedó dinero para mí.
Pero está bien, el Señor cuidará de mí."

En ese momento Frank miró hacia abajo, observó sus nuevos tenis Nike de Básquetbol.

Sus pies estaban cálidos y cómodos, igual que siempre.
Y entonces miró a la mujer, sus calcetas estaban desgarradas.
Pensó que esa persona era "invisible" en otro sentido.

Era una señora marginada y olvidada por la sociedad.
Él siempre podría darse el lujo de tener zapatos.
Ella tal vez nunca.
En un momento se quitó los tenis.

Pensó que tendría que caminar tres cuadras, pero el frío nunca le había molestado.
Cuando el autobús se detuvo en la parada final Frank esperó hasta que todos se hubieran bajado. Entonces recogió sus tenis, se acercó a la mujer y se los entregó diciéndole: "Tenga señora, usted los necesita más que yo".
No esperó a que le diera las gracias, sino que bajó de prisa sin darse cuenta que caía en un charco.
No importaba, no sentía el frío.

En eso escuchó a la señora que desde la ventana del autobús le decía:
"Mira, ¡me quedan perfectos!".
A la vez, el chofer le preguntaba
"¿Cómo te llamas muchacho?".
Él respondió, "Frank".
El chofer le dijo: "Muy bien, Frank. En mis veinte años de chofer nunca he visto algo semejante".
La mujer, llorando, le decía al chofer:
"Ya ve. Le dije que el Señor cuidaría de mí"
Y volviéndose, dijo:
"Gracias Frank".
"No hay de qué. No es gran cosa; además es Navidad", respondió Frank, quien se dirigió a su casa con los pies helados pero con el corazón contento y riéndose por haberse preocupado de no jugar con la selección ese año.

Autor: José Martínez Colín
Sacerdote - Ingeniero



ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 57713
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.