SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» El Ciempies Presumido
Hoy a las 6:54 am por ana maria

» El Taxista
Ayer a las 2:03 pm por ana maria

» muere lentamente
Mar Ene 15, 2019 7:12 am por ana maria

» tu proposito
Lun Ene 14, 2019 6:21 am por ana maria

» Bomba Para Regar el Jardín
Dom Ene 13, 2019 11:07 am por ana maria

» La Princesa y el Guisante
Dom Ene 13, 2019 8:57 am por ana maria

» Barren las Cenizas que Pesan Tanto
Sáb Ene 12, 2019 6:48 am por ana maria

» Sobre y Tarjeta en Gris
Vie Ene 11, 2019 8:15 am por ana maria

» Tarjeta con Flores Celestes
Vie Ene 11, 2019 8:08 am por ana maria

» Ponte en Marcha
Vie Ene 11, 2019 7:40 am por ana maria

Los posteadores más activos del mes
Anuky
 
eli
 
ana maria
 
Patito 58
 
Mayka0011
 
Selina
 
sebas
 



Un Instante Magico

Ir abajo

Un Instante Magico

Mensaje por ana maria el Vie Dic 14, 2018 7:24 am



Un Instante Mágico

Miguel levantaba la cabeza con ansiedad para intentar cazar la luz verde de un taxi, mientras la lluvia le iba calando. Faltaba media hora para que saliera su tren. Si lo perdía, no llegaría a la reunión trimestral de comerciales y bajaría puntos ante la dirección. No fue hasta diez minutos más tarde cuando Miguel pudo lanzarse dentro de un taxi con la seguridad de que ya no llegaba a tiempo.

"Esta línea ha sufrido muchos retrasos últimamente", se dijo aferrándose a la última esperanza. "Ojalá hoy también suceda".
Para su desesperación, al llegar al andén vio que el tren se había escapado y, por lo tanto, también la posibilidad de llegar a la reunión.
Tras dar una patada a un banco donde dormía un vagabundo, mandó un whatsapp a su jefe con una excusa rocambolesca. Luego se dejó caer sobre el asiento.
Una voz agria le sacó de su abatimiento.

—¡Ey! Me has despertado. ¿Qué te pasa?
—Lo siento…–dijo Miguel avergonzado–. Acabo de perder mi tren.
—Te acompaño en el sentimiento –murmuró el vagabundo–. Y te felicito al mismo tiempo. Perder este tren puede ayudarte a que no se te escapen otros más importantes.
Miguel le miró con estupefacción. A simple vista, no parecía alguien que pudiera dar lecciones de vida. El mismo homeless se encargó de aclararle eso último:
—Yo soy un ejemplo de cómo perder trenes pequeños y grandes. Si me invitas a desayunar, te cuento cuáles. Puede ser muy instructivo para ti.
Con una mezcla de compasión y simpatía por aquel pobre diablo, Miguel propuso al vagabundo que entraran en el bar del andén. Pidió dos bocadillos vegetales y unos zumos naturales.
—Desde muy joven, me acostumbré a aplazarlo todo –confesó el vagabundo tras sorber su zumo– y llegaba tarde a todas partes… si es que llegaba. Esa ha sido mi desgracia.
Miguel dio un mordisco a su bocadillo vegetal y, preocupado, dijo:
—Yo también tiendo a aplazarlo todo y retrasarme… Raramente hago las cosas en su momento. Y algunas no llego a hacerlas nunca.
—Lo mismo me pasaba a mí y aquí estoy, y no es por gusto. ¿Te interesa oír mi historia?
Miguel asintió mientras leía de reojo la bronca de su jefe en la pantallita del móvil.

—Este hábito fatal empezó ya en la escuela. Pese a tener facilidad, siempre estudiaba la noche antes. Aprobé por los pelos y eso hizo que, por falta de nota, no pudiera entrar en la carrera que me apasionaba, que era medicina. Tuve que conformarme con hacer Derecho.
—¿Y llegaste a ejercer de abogado?
—Sí, y no se me dio mal, pero perdí algunos juicios importantes por no llevar la documentación al día, y mi novia me dejó por el mismo motivo.
—¿También llegabas tarde a las citas? –preguntó Miguel sorprendido.
—No, pero en la discusión más importante que tuvimos, en vez de arreglarlo aquella misma tarde esperé a la mañana siguiente. Casualmente, esa noche se encontró en el teatro con un antiguo compañero de clase que me acabó birlando la novia. Dejarlo para el día siguiente fue una decisión fatal… Para compensar el disgusto empecé a beber demasiado, acabé cerrando el bufet… y así hasta ahora.

Miguel miró con compasión al vagabundo, que concluyó:
—El tiempo no espera a nadie, métetelo en la cabeza.
Eres como un banco donde cada día te ingresaran algo más de 85.000 euros. Moviendo ese dinero, puedes prosperar o llevar tu empresa a la ruina
—¿De dónde sacas esa cifra?
—Son los segundos que ingresan en tu cuenta vital cada día. Según cómo los inviertas tendrás una vida rica o serás pobre de solemnidad.

Francesc Miralles-mentesana.com






avatar
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 47953
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.