SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Febrero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Mis Saludos Diarios
Ayer a las 00:41 por Patito 58

» Ocaso del Dia
Sáb 25 Feb 2017, 11:16 por ana maria

» Gris-Color
Sáb 25 Feb 2017, 11:05 por ana maria

» El niño ángel
Jue 23 Feb 2017, 20:23 por Selina

»  El oficio de autor
Jue 23 Feb 2017, 20:22 por Selina

» El país de las hadas
Jue 23 Feb 2017, 20:20 por Selina

» El principio
Jue 23 Feb 2017, 20:19 por Selina

» Fantasia de Niños
Miér 22 Feb 2017, 12:22 por ana maria

» 1920
Miér 22 Feb 2017, 12:08 por ana maria

» Frases sobre el Miedo
Mar 21 Feb 2017, 21:04 por Selina



El Espejo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Espejo

Mensaje por ana maria el Dom 01 Jun 2014, 13:17




El Espejo

Hubo un tiempo en que eran muy amigos, casi inseparables. Sin embargo, la vida los fue alejando. Las personas no solo se alejan de otras personas, también se alejan de ciertos objetos que ya no les sirven o no les dan la felicidad que alguna vez les dieron.
       
Cuando se es muy joven, el espejo suele ser un buen compañero de ruta. Indicador silencioso de cómo nos vemos o, mejor dicho, cómo creemos que nos ven los demás. Él dictamina si estamos poco o muy maquilladas, si tenemos cara de cansadas, o si las canas han crecido ya en forma poco prudente.
       
Pilar había sido, como toda adolescente que se precie de tal, algo esclava del espejo. Chiquito para la cartera, grande para el cuarto, propio, prestado, verdadero, inventado en una vidriera, no importaba.
       
Eran tiempos en los que Pilar no necesitaba anteojos para ver su imagen, ni tampoco su vida, y donde aquellos defectos que el espejo le mostraba se podían corregir.
       
Era agradable mirarse y hasta corregirse. La imagen que el espejo devolvía solo anunciaba presente y mucho futuro.
       
El tiempo pasó, Pilar maduró y ya no tenía tiempo de mirarse horas. Había que criar a los hijos, atender el hogar, trabajar, y por la noche era tal el cansancio que mirarse era un mero trámite que nada decía y al cual no le prestaba atención.
       
Así como fueron muchos años de amistad, fueron muchos los años de alejamiento, y luego vino el enojo.
       
Como puede pasar con los vínculos, cuando Pilar y el espejo se reencontraron ya no eran los mismos y no se entendieron, es más, casi ni se reconocieron.
       
Esa mujer que antes habitaba en el espejo ya no existía, aún menos, la joven. ¿Quién era la que estaba frente a ella? ¿Por qué un elemento que tanto había querido y necesitado se volvía insolente, casi irrespetuoso?
       
¿En qué momento se había ido la tersura de su piel? ¿Qué día se había instalado cómodamente en su rostro la primera arruga, en su cabello la primera cana? ¿Tan rápido había pasado el tiempo desde que se había mirado con detenimiento la última vez?
       
Se enojó mucho y revoleó el espejo que, sin ofenderse y por si acaso Pilar fuese supersticiosa, decidió no romperse.
       
Entonces, comenzó para Pilar una lucha estéril como todas las que se libran para evitar lo inevitable, para detener lo que indefectiblemente debe seguir su curso.
       
No mirarse en un espejo era imposible, pero se prometió a sí misma hacerlo lo menos posible, evitar las vidrieras, los espejos de los probadores que tan antipáticos se vuelven a cierta edad, y ya no llevaba un espejito en su cartera.
       
Paradójicamente, cuando nuestra imagen comienza a no conformarnos, es necesario otro elemento que nos obliga a ver lo que no queremos. Es ahí cuando los lentes se convierten, como los espejos, en amigos y enemigos. Sin lentes no podemos vernos, con ellos, lo que vemos no nos gusta.
       
La batalla continuó, y, cada vez que estaba frente a un espejo, se sacaba los lentes y así le resultaba más fácil digerir el paso del tiempo.
       
Una mañana, la vida se impuso, como lo hace siempre, y los lentes de Pilar se rompieron.
       
No fue solo cuestión de hacer un par nuevos, fue un hecho simple, hasta nimio, que la hizo reflexionar.
       
Sabía que ya no podía no usar los lentes si quería ver bien, sabía que los necesitaba, y su ausencia la ayudó a aceptar que hay que amigarse con las necesidades, aunque sean poco agradables.
       
Entendió por fin que el espejo no tenía la culpa del paso del tiempo, ¿quién la tiene por otra parte?, y que nada ganaba con evadir una imagen −su imagen− evitando mirarse.
       
Sin embargo, lo más importante que entendió Pilar fue que ella era mucho más que la imagen que el espejo le devolviese. Que el tiempo pasa nos miremos o no, y que lo mejor de uno es precisamente aquello que no se refleja en un espejo. Que no está mal necesitar lentes y, mejor aún, llevarlos con gracia. Que hay que aprender que el tiempo nos va cambiando y saber convivir con ello.
       
En un gran acto de valentía íntima, decidió mirarse por dentro y con los mejores lentes, los de mayor graduación que no son otros que los ojos del alma, y descubrió que esa persona que veía seguía mereciendo mirarse bien al espejo.
       
A partir de ese día y como sucede entre las personas muchas veces, se reencontraron, pero desde otro lugar y se volvieron a reconocer.


ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 40722
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : BUENOS AIRES- ARGENTINA
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.