SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Abril 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Vocación
Sáb 15 Abr 2017, 09:09 por Selina

» Superioridad
Sáb 15 Abr 2017, 09:08 por Selina

» Si yo fuera
Sáb 15 Abr 2017, 09:07 por Selina

» Nubes y olas
Sáb 15 Abr 2017, 09:06 por Selina

» Mi canción
Sáb 15 Abr 2017, 09:05 por Selina

» Mediodía
Sáb 15 Abr 2017, 09:03 por Selina

» Mala fama
Sáb 15 Abr 2017, 09:02 por Selina

» Los primeros jazmines
Sáb 15 Abr 2017, 09:01 por Selina

» Los barcos de papel
Sáb 15 Abr 2017, 09:00 por Selina

» Las razones del niño
Sáb 15 Abr 2017, 08:59 por Selina



Leyenda del Girasol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leyenda del Girasol

Mensaje por Selina el Miér 18 Jun 2014, 07:40

Leyenda del Girasol



Pirayú era el cacique de una tribu residente a orillas del río Paraná. Mandió por otro lado, era el cacique de la tribu vecina. Ambos hombres eran buenos amigos, y sus pueblos vivían en armonía completa.

Mandió un día quiso unir las tribus, y para esto le pidió matrimonio a la hija de Pirayú. Éste le dijo que era imposible y le contó que ella no se casaría porque había prometido su vida al dios Sol. Mandió no podía creer lo que escuchaba, y Pirayú le explicó que su hija, desde niña, pasaba las horas mirando al sol. Solo vivía para él. Los días nublados, los pasaba triste. Mandió se fue, lleno de rabia.

Pasaron los días, y Carandaí hija del cacique, navegaba contemplando al Sol. De pronto vio fuego en su aldea y fue hasta la orilla, cuando de pronto barras de madera le impidieron el paso. Mandió le dijo: “Tendrás que pedirle a tu dios que te libere”. La joven desesperada aclamó: “Cuarahji, mi querido sol, no permitas que Mandió termine con mi pueblo y conmigo”. En ese instante, la joven se rodeó de potentes rayos que la hicieron desaparecer.

En ese mismo lugar, brotó una planta hermosa con una flor dorada que siguió siempre, para toda la eternidad, mirando siempre al rumbo del sol.


avatar
Selina
♕-Infanta

Mensajes : 25331
Inscripción : 12/11/2013
Localización Localización : Málaga

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.