SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Julio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Guia de Hojas
Mar 18 Jul 2017, 22:50 por ana maria

» Guerrero
Mar 18 Jul 2017, 22:30 por ana maria

» Nena con Frase
Dom 16 Jul 2017, 16:22 por ana maria

» Amapolas 2
Dom 16 Jul 2017, 15:33 por ana maria

» Dos Amigas Voladoras
Jue 13 Jul 2017, 14:44 por ana maria

» Afilar el hacha
Miér 12 Jul 2017, 20:20 por Selina

» El Problema
Miér 12 Jul 2017, 20:19 por Selina

» El elefante encadenado
Miér 12 Jul 2017, 20:13 por Selina

» El bambú japonés
Miér 12 Jul 2017, 20:12 por Selina

» En busca de la aguja perdida
Miér 12 Jul 2017, 20:10 por Selina

Los posteadores más activos del mes
eli
 
Anuky
 
Selina
 
Patito 58
 
ana maria
 
adeur2
 
sombrita
 
sebas
 
Abril
 
Mayka0011
 



El juego de té

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El juego de té

Mensaje por ana maria el Dom 08 Jun 2014, 14:36

EL JUEGO DE TE

Sin saber bien por qué, Inés sintió ganas de ordenar el mueble donde guardaba toda su vajilla fina. No era algo que hiciera seguido, ni siquiera que disfrutara.

No obstante, algo difícil de precisar hizo que ese día tuviera ganas de reencontrarse con esos trozos de su vida.

Sacando platos y tazas, lo encontró: era el juego de té de porcelana de su abuela. Blanco con flores pequeñas, casi etéreas, de color rosa. Fino y delicado, como había sido su abuela.

La imagen de ese antiguo juego de té la transportó a otros tiempos. Se vio niña, jugando y corriendo por la casa de su abuela, que, con su voz dulce pero firme, le pedía:

—Niña, no corras, romperás algo.

Vio a sus padres jóvenes y a sus hermanos pequeños como ella. De pronto el tiempo volvió a atrás, y recuperó, en sus recuerdos, aquella familia con la que tal feliz había sido.

Recordó tardes compartidas, juegos, charlas, años, muchos años que pasaron demasiado rápido.

Abrió los ojos, se secó algunas lágrimas y  miró con detenimiento ese hermoso juego de té, y se dio cuenta de que faltaban varias piezas, que no estaba completo. Descubrió también que otras piezas estaban rajadas o cachadas.
Entonces, se puso a pensar en cuánto se parecía ese juego de té a su familia. Sus abuelos ya no estaban, sus tíos tampoco. Sus padres eran ahora ancianos y tenían las “rajaduras” propias de la edad.

Sin dudas, esa vajilla no solo representaba su pasado, sino también su presente. Las piezas faltantes no podrían reemplazarse, y las que estaban dañadas tampoco tendrían oportunidad de lucir jóvenes otra vez.

Una inmensa tristeza la invadió. Toda una época vivida cobró fuerza para demostrarle que el tiempo no se detiene, no pide permiso, no pregunta, no espera.

De repente, también lo vio a él: otro juego de té de cerámica blanca, nuevo, de líneas modernas, como su vida actual. Estaba guardado al lado del juego de té de su abuela.

Inés sonrió con un halo de consuelo en su rostro. La vida quita y también da, nos permite renovarnos, acomodarnos a los cambios, dejar atrás sin necesidad de olvidar. Nos regala varias vidas en una, todas valiosas, todas dignas de ser vividas.

Sacó el juego nuevo y se propuso ponerlo en uso, porque las cosas son para usarlas, así como la vida es para vivirla.

Contempló una vez más las piezas que quedaban del juego de té de su abuela. Tomó una por una y, con inmenso cuidado, las fue colocando en el armario.

Pensó nuevamente en cómo ese juego le remitía a su vida. Inés conservaba cada pieza con un amor infinito, del mismo modo que atesoraba esos recuerdos familiares en su corazón para que la siguiesen acompañando el resto de su vida.

AUTOR:  LIANA CASTELLO  ( argentina )



avatar
ana maria
✾-Duques/a

Zodiaco : Pez
Mensajes : 41876
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.