SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Febrero 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Ojala Siempre Tengas un Angel a tu Lado
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyHoy a las 10:22 por ana maria

» Chiquito el Toro Fantasma
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyAyer a las 17:39 por ana maria

» Ojala...
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyAyer a las 10:44 por ana maria

» La Casita en el Bosque de la Lechuza Curiosa
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMiér 19 Feb 2020, 20:14 por ana maria

» Joneyed y el Barbero
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMiér 19 Feb 2020, 17:21 por ana maria

» Blancas y Azules
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMiér 19 Feb 2020, 15:00 por ana maria

» Sirena con Estrellas
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMiér 19 Feb 2020, 14:55 por ana maria

» Hada de la Musica - Marco Anillo
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMiér 19 Feb 2020, 14:27 por ana maria

» El Verdadero Triunfo
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMiér 19 Feb 2020, 10:48 por ana maria

» Paciencia
Una Violeta en el Polo Norte  EmptyMar 18 Feb 2020, 20:08 por ana maria



Una Violeta en el Polo Norte

Ir abajo

Una Violeta en el Polo Norte  Empty Una Violeta en el Polo Norte

Mensaje por ana maria el Vie 31 Mayo 2019, 22:45



Una Violeta en el Polo Norte

Una mañana, el oso blanco del Polo Norte olfateó en el aire un olor insólito y se lo hizo notar a la osa mayor, la menor era su hija.

— ¿Habrá llegado alguna expedición?

Pero en cambio fueron los ositos quienes encontraron una violeta. Era una pequeña violeta de color violeta y temblaba de frío, más continuaba perfumando al aire animosamente, porque este era su deber.

— Mamá, papá — gritaron los ositos.

— Ya dije yo enseguida que aquí había algo raro — hizo observar inmediatamente el oso blanco a su familia —. Y según me parece no es un pez.

— Seguro que no — dijo la osa mayor —. Pero tampoco es un pájaro.

— También tú tienes razón — dijo el oso después de haberlo pensado un buen rato.

Antes del atardecer, la noticia se había difundido por todo el Polo. Un pequeño y extraño ser perfumado, de color violeta, había aparecido en el desierto de hielo. Se sostenía sobre una sola pierna y no se movía.

Llegaron focas y morsas para ver la violeta, de Siberia llegaron los renos, de América los almizcleros y de más lejos todavía: zorras blancas, lobos y urracas marinas. Todos admiraban a la flor desconocida, su tallo tembloroso. Todos aspiraban su perfume, pero siempre quedaba el suficiente para quienes llegaban los últimos a oler. Siempre quedaba el mismo que antes.

— Para despedir tanto perfume — dijo una foca — debe tener una reserva bajo el hielo.

— Eso es lo que yo dije enseguida — exclamó el oso blanco —. Dije que había algo debajo.

No había dicho eso exactamente, pero ya nadie se acordaba de ello.

Una gaviota que había sido mandada del Sur en busca de información, regresó con la noticia de que el pequeño ser perfumado se llamaba violeta, y en algunos países de por allá, las había a millones.

— Sabemos lo mismo que antes — observó la foca. — ¿Cómo ha llegado hasta aquí precisamente esta violeta? Os diré lo que pienso, estoy bastante perpleja.

— ¿Cómo ha dicho que está? — preguntó el oso blanco a su mujer.

— Perpleja, es decir, que no sabe a qué atenerse.

— Eso — exclamó el oso blanco —, exactamente es lo que me sucede a mí.

Aquella noche un terrible temblor recorrió todo el Polo, los hielos eternos temblaban como cristales y se resquebrajaron por varias partes. La violeta despidió un perfume más intenso, como si hubiera decidido derretir de golpe el inmenso desierto helado, para transformarlo en un más azul y caliente o en un prado de terciopelo verde. El esfuerzo la agotó. Al amanecer la vieron marchitarse, doblarse sobre su tallo, perder el color y la vida.

Traducido a nuestras palabras y a nuestro idioma, su último pensamiento debió ser más o menos este:

“Sí, me estoy muriendo, pero era necesario que alguien empezase, un día las violetas llegarán hasta aquí a millones, los hielos se derretirán y aquí habrá islas, casas y niños”.






ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 55001
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.