SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Febrero 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» El Helecho y el Bambu
De Compras EmptyHoy a las 10:37 por ana maria

» Cruz Pesada
De Compras EmptyAyer a las 20:46 por ana maria

» El Joven Principe
De Compras EmptyAyer a las 13:00 por ana maria

» Tarde que Temprano perdemos la guerra contra el tiempo
De Compras EmptyMar 25 Feb 2020, 11:17 por ana maria

» Lagrimas
De Compras EmptyLun 24 Feb 2020, 20:23 por ana maria

» El Almacen de las Hadas
De Compras EmptyLun 24 Feb 2020, 20:21 por ana maria

» Botiquin de Primeros Auxilios
De Compras EmptyLun 24 Feb 2020, 10:48 por ana maria

» El Sabio y el Sacerdote
De Compras EmptyDom 23 Feb 2020, 17:23 por ana maria

» El Sabio y el Sacerdote
De Compras EmptyDom 23 Feb 2020, 17:23 por ana maria

» Antes de Morir, Vive
De Compras EmptyDom 23 Feb 2020, 10:24 por ana maria



De Compras

Ir abajo

De Compras Empty De Compras

Mensaje por ana maria el Jue 27 Jun 2019, 17:05



DE COMPRAS

Además de los lunes Annie y yo nos las apañábamos para vernos entre semana. Normalmente tomábamos un café e íbamos de compras. No puedo leer la mente de mi hermana pero estoy segura de que le ocurría como a mi: la necesitaba.
Era todo lo que alguien puede desear... era mi compañera, es decir, amiga, confidente, amante, compinche, cómplice... todo, todo, no emponzoñado por el amor de pareja: posesivo, egoísta y dominador.

Jueves tarde. Annie y yo estamos en esa cafetería donde hacen esas tortitas con nata y sirope, que deleitábamos acompañando a dos monumentales capuchinos. Ella era feliz. Verla comer daba verdadero placer.
— Jara, no sería mejor pedirlos por internet. He estado mirando en el iPad y hay algunos chulísimos— me dijo mientras daba un sorbo y se llenaba el labio de nata.
— a ver Ann, ¿no me dijiste que querías correr aventuras conmigo?
— sí.
— ¿has estado alguna vez en un sex-shop?
— nunca.
— yo tampoco. Será nuestra primera vez. Hay uno muy cerca del Penny. El Cactus Sex creo que se llama. ¿Vamos?
— vale, pero espera que me termine esta delicia.

Annie se terminó la ración suya y media mía. —Mmm... — dijo al tragar el último bocado.
Daba gusto pasear con ella. Siempre con unas risas, una ocurrencia, una pequeña locura... nos plantamos en la fachada del local, pintado -como no- de rosa pálido. Entramos. Tras el mostrador una pelirroja equipada ad-hoc (transparencias a tope y minúsculo sostén) nos dedicó una sonrisa.
— hola reinas, qué deseáis?
Las dos nos miramos. ¿Quien lo pedía? La pelirroja esperaba divertida.
En un arranque de valor Annie se adelantó.
— queremos un arnés.
— OK, y como lo queréis: silicona, cuero, sintético... tamaño vaginal, anal... vosotras diréis.

La mujer parecía regodearse de nuestra ignorancia. Pero Annie sacó pecho.
— que guapa, tú eres la experta. Estás aquí para algo vale? Ilumínanos.
El corte pareció poner en razón a la dependienta.
— vale. Los más normales y que más se venden son de silicona, pero los mejores son los sintéticos que también incluyen vibrador y con temperatura variable. Os saco varios modelos.
A los cinco minutos volvió la pelirroja cargada de paquetes. Nos enseñó el amplio muestrario.
— este es el más popular. ¿Sois novatas?
Annie siguió con su puesta de largo.
— sí te refieres a usar esto sí, pero llevamos encima mucho equipaje ¿sabes? A ver, explícate, ¿qué quieres decir?
La pelirroja estaba ya muy amansada. Abrió el último paquete.
— este es nuevo, pero requiere práctica.

Era un modelo hiperealista rematado por detrás con una forma extraña. La chica oprimió un botón. Nos invitó a tocarlo. Era realmente sorprendente: parecía un pene de verdad, caliente y palpitante, con una rigidez y textura inverosímil. Estábamos alucinadas. Pero lo que nos dejó patitiesas fue la propuesta de la pelirroja.
— sí no sois vergonzosas, ¿queréis que os enseñe como se usa?
Respondimos al unísono: –vale–.
La mary salió de detrás del mostrador, le dio la vuelta al letrero de “cerrado”, y pasó el cerrojo. Y dos minutos más tarde estábamos en un rincón muy especial de la trastienda, con la pelirroja desnuda de cintura para abajo encasquetándose el artilugio. Viendo como lo hacía parecía fácil. Y muy estimulante.
— ¿veis? se agarra al corsé ventral y al orificio anal sin problemas. Este es mío particular. Lo lavamos y desinfectamos y lo probamos... esto... qué decís?

Vi a Annie. Reconocí esa mirada, e imagino que ella la mía. Pero su volumen corporal exigía más que yo la clase práctica, así que...
— vale. Os dejo solas. Os espero fuera.
La pelirroja intervino con autoridad.
— reina, ¿no te van las muchedumbres?
Salimos una hora más tarde, muy satisfechas y mejor aprendidas. Ah, con 400€ menos, eso si, muy bien aprovechados.
gabrielle del longo




ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 55053
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.