SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Foros de Trabajos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Febrero 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Chiquito el Toro Fantasma
Igor EmptyHoy a las 17:39 por ana maria

» Ojala...
Igor EmptyHoy a las 10:44 por ana maria

» La Casita en el Bosque de la Lechuza Curiosa
Igor EmptyAyer a las 20:14 por ana maria

» Joneyed y el Barbero
Igor EmptyAyer a las 17:21 por ana maria

» Blancas y Azules
Igor EmptyAyer a las 15:00 por ana maria

» Sirena con Estrellas
Igor EmptyAyer a las 14:55 por ana maria

» Hada de la Musica - Marco Anillo
Igor EmptyAyer a las 14:27 por ana maria

» El Verdadero Triunfo
Igor EmptyAyer a las 10:48 por ana maria

» Paciencia
Igor EmptyMar 18 Feb 2020, 20:08 por ana maria

» Cada Dia Nuevo
Igor EmptyMar 18 Feb 2020, 09:57 por ana maria



Igor

Ir abajo

Igor Empty Igor

Mensaje por ana maria el Dom 01 Sep 2019, 15:42



Igor

Giré la llave con entera firmeza y la puerta se abrió con el acostumbrado chasquido. Igor entró detrás de mí, parecía nervioso. Yo estaba muy contenta. Cerré la puerta suavemente, pero aun así mi padre la oyó cerrarse.

-¿Nadia?- Se extrañó que estuviese en casa tan temprano. Igor se descompuso al oír a mi padre, pero a mí no me preocupó en absoluto. No lo vería.
-Sí- Dije intentando disimular mi júbilo.

Me deslicé en el interior del salón, donde encontré a mi padre en su sillón. Parecía que, en vez de sentarse, se había caído sobre él, como siempre. Pero no todo era como siempre. Igor estaba allí y aunque él no lo viese, yo seguía sintiéndome igualmente feliz. Mi padre me miró por encima de sus gafas y por debajo de su flequillo canoso, me observó intentando averiguar si algo iba mal como tantas otras veces. Pero no. Me encontraba bastante bien, mejor que nunca. Lo notó y sonrió.

-¿Todo bien?- Preguntó disimulando su adormilamiento.
-Sí, claro- Y mientras respondía a ésta y a una serie de preguntas banales le hice una seña a Igor sin que mi padre se diese cuenta.


Igor avanzó en sigilo y a grandes zancadas hacia el pasillo. Dejé el periódico entre el mando de la tele y la lata de cerveza, al alcance de mi padre.

Seguí los pasos de Igor, dirigiéndome por el estrecho pasillo a mi cuarto. Llegué a la puerta, estaba cerrada. Seguramente Igor lo estaba pasando verdaderamente mal. Antes de abrir escuché toser a mi padre, él si que lo había pasado mal.


Mis depresiones e intentos de suicidios... se lo había tragado todo él solito, mi psicólogo al final acabó siendo el de los dos.
Una vez les escuché hablando, el psicólogo intentó convencerle de que debía internarme en un psiquiátrico porque me estaba volviendo loca.


Fue un cabrón, pero no le culpo. No sabía que lo que necesitaba era un amigo, no un psicólogo o un padre. Y así fue como me recuperé, con un amigo, con Igor.


Cuando ya estaba en las últimas comenzó a visitarme, a mí no había quien me sacase de mi cuarto, ni siquiera el psicólogo. Igor sabía cuando mi padre no estaba.

Recuerdo la primera vez que vino, fue a los pocos días de volver por segunda vez del hospital. Cuando abrí la puerta casi me desmayo porque estaba muy mal y en la vida hubiera imaginado que era él. Entró, sonrió, me abrazó... fue como cuando empezamos a salir. Me alegré un montón. A pesar de que ya nada podría ser como antes, no me importaba. Antes éramos amigos, ¿por qué no podíamos serlos otra vez?.

Dejé de recordar esos últimos días de mal estar y entré en mi cuarto. Él estaba mirando por la ventana, parecía más tranquilo.


Dejé los libros sobre mi escritorio, eché el pestillo y fui hacia él. Yo no había dejado de quererle, a pesar de los consejos de todo el mundo pero él... No lo sabía. Habían pasado muchas cosas, así que decidí no tomarme el hecho de que hubiera venido estando mi padre como algo más que no fuera simple amistad. Ya veríamos que pasaba, si es que algo tenía que pasar.
Me conformaba con su presencia, su apoyo. Además, yo había estado muy mal, cualquier amigo lo podría haber hecho también.

Desperté. Me había quedado dormida.






ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 54998
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.