SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Visitantes
Mayo 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Acceso Rapido
Últimos temas
» La Gacela
La Flor de Mburucuya  EmptyHoy a las 17:31 por ana maria

» Aprenderás
La Flor de Mburucuya  EmptyHoy a las 12:17 por ana maria

» Como Hacerte Saber
La Flor de Mburucuya  EmptyAyer a las 18:19 por ana maria

» No te Rindas
La Flor de Mburucuya  EmptyAyer a las 11:26 por ana maria

» Angus y la Doncella Mágica
La Flor de Mburucuya  EmptySáb 23 Mayo 2020, 18:43 por ana maria

» Con Traje Típico
La Flor de Mburucuya  EmptySáb 23 Mayo 2020, 13:30 por ana maria

» Esperando
La Flor de Mburucuya  EmptySáb 23 Mayo 2020, 13:22 por ana maria

» Almas Gemelas
La Flor de Mburucuya  EmptySáb 23 Mayo 2020, 12:47 por ana maria

» Las Babuchas Preciosas
La Flor de Mburucuya  EmptyVie 22 Mayo 2020, 18:26 por ana maria

» La Historia de Jerry
La Flor de Mburucuya  EmptyVie 22 Mayo 2020, 11:39 por ana maria

Los posteadores más activos de la semana
eli
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
ana maria
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
Patito 58
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 

Los posteadores más activos del mes
eli
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
Patito 58
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
ana maria
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
Maria Reyes
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
adeur2
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
Mayka0011
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
sebas
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
sebas j
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
La Flor de Mburucuya  Vote_lcapLa Flor de Mburucuya  Voting_barLa Flor de Mburucuya  Vote_rcap 



La Flor de Mburucuya

Ir abajo

La Flor de Mburucuya  Empty La Flor de Mburucuya

Mensaje por ana maria el Miér 30 Oct 2019, 15:28



La Flor de Mburucuja


Mburukujá no era su nombre cristiano, sino el tierno apodo que le había dado un aborigen guaraní a quien ella amaba en secreto y con el que se encontraba a escondidas, ya que su padre jamás habría aprobado tal relación. En realidad, su padre ya había decidido que ella desposara a un capitán a quién el creía digno de obtener la mano de su única hija.

Cuando le revelaron los planes de matrimonio, la joven suplicó que no la condenaran a consumirse junto a un hombre que ella no amaba, pero sus ruegos solamente lograron encender la cólera de su padre. La doncella lloró desconsolada, tratando de conmover el inflexible corazón de su padre, pero el viejo capitán no sólo confirmó su decisión sino que además le informó que debería permanecer confinada en la casa hasta que se celebrara boda.

Mburukujá debió contentarse con ver a su amado desde la ventana de su habitación, ya que no estaba autorizada a salir a los jardines por la noche y difícilmente lograba burlar la vigilancia paterna. Sin embargo, envió a una criada de su confianza para que lo informara sobre su su triste futuro.

El joven guaraní no se resignó a perder a su amada, y todas las noches se acercaba a la casa intentando verla. Durante horas vigilaba el lugar, y sólo cuando se percataba de que los primeros rayos del sol podían delatar su posición se retiraba con su corazón triste, aunque no sin antes tocar una melancólica melodía en su flauta.

Mburukujá no podía verlo, pero esos sonidos llegaban hasta sus oídos y la llenaban de alegría, ya que confirmaban que el amor entre ambos seguía tan vivo como siempre. Pero una mañana ya no fue arrullada por los agudos sones de la flauta. En vano esperó noche tras noche la vuelta de su amado. Imaginó que el joven guaraní podría estar herido en la selva, o que tal vez había sido víctima de alguna fiera, pero no se resignaba a creer que hubiese olvidado su amor por ella.


La dulce niña se sumió en la tristeza. Su piel, otrora blanca y brillante como las primeras nieves, se volvió gris y opaca, y sus ojos ya no destellaron con hermosos brillos violáceos. Sus rojos labios, que antes solían sonreír, se cerraron en una triste mueca para que nadie pudiera enterarse de su pena de amor.

Sin embargo, permaneció sentada frente a su ventana, soñando con ver aparecer algún día a su amante. Luego de varios días vio entre los matorrales cercanos la figura de una vieja india. Era la madre de su enamorado, quien acercándose a la ventana le contó que el joven había sido asesinado por el capitán, quien había descubierto el oculto romance de su hija. Mburukujá pareció recobrar sus fuerzas, y escapándose por la ventana siguió a la anciana hasta el lugar donde reposaba el cuerpo de su amado.

Enloquecida por el dolor cavó una fosa con sus propias manos, y luego de depositar en ella el cuerpo de su amado confesó a la anciana madre que terminaría con su propia vida ya que había perdido lo único que la ataba a este mundo. Tomó una de las flechas de su amado, y luego de pedirle a la mujer que una vez que todo estuviera consumado cubriera sus tumbas y los dejara descansar eternamente juntos, la clavó en medio de su pecho. Mburukujá se desplomó junto al cuerpo de aquel que en vida había amado.

La anciana observó sorprendida como las plumas adheridas a la flecha comenzaban a transformarse en una extraña flor que brotaba del corazón de Mburukujá, pero cumplió con su promesa y cubrió la tumba de los jóvenes amantes.

No pasó mucho tiempo antes de que los indios que recorrían la zona comenzaran a hablar de una extraña planta que nunca antes habían visto, y cuyas flores se cierran por la noche y se abren con los primeros rayos del sol, como si el nuevo día le diera vida.

Nota: Los jesuitas, identificaron la flor del mburucuyá con los atributos de la pasión cristiana: la corona de espinas, los tres clavos, las cinco llagas y las cuerdas con que ataron al Jesús en el Calvario. Y en los rojos e irregulares frutos, los religiosos creyeron ver las gotas coaguladas de la sangre de Cristo. Esta flor tan singular, se cierra como si se marchitara al ponerse el sol, y se abre cobrando su brillo natural cuando amanece





ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 56165
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.