SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.
SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Visitantes
Agosto 2020
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Acceso Rapido
Últimos temas
» Diferente
La Virgen de Chilla  EmptyAyer a las 14:42 por ana maria

» Todo en Violeta
La Virgen de Chilla  EmptyAyer a las 13:25 por ana maria

» Hablar y Callar
La Virgen de Chilla  EmptyAyer a las 13:09 por ana maria

» 30 Minutos
La Virgen de Chilla  EmptyDom 09 Ago 2020, 18:03 por ana maria

» Diversos
La Virgen de Chilla  EmptyDom 09 Ago 2020, 17:46 por Lady Day

» Que Pobres Somos Papa !!
La Virgen de Chilla  EmptyDom 09 Ago 2020, 12:29 por ana maria

» Rustico, muy Bonito
La Virgen de Chilla  EmptySáb 08 Ago 2020, 12:41 por ana maria

» Mágica
La Virgen de Chilla  EmptySáb 08 Ago 2020, 12:28 por ana maria

» La Joya Perdida
La Virgen de Chilla  EmptySáb 08 Ago 2020, 12:11 por ana maria

» Sacudete
La Virgen de Chilla  EmptyVie 07 Ago 2020, 11:17 por ana maria

Los posteadores más activos de la semana
ana maria
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
adeur2
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
Maria Reyes
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 

Los posteadores más activos del mes
ana maria
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
adeur2
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
Lady Day
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
eli
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
Maria Reyes
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 
Mayka0011
La Virgen de Chilla  Vote_lcapLa Virgen de Chilla  Voting_barLa Virgen de Chilla  Vote_rcap 



La Virgen de Chilla

Ir abajo

La Virgen de Chilla  Empty La Virgen de Chilla

Mensaje por ana maria el Dom 12 Jul 2020, 17:07



La Virgen de Chilla
--- * ---

- Leyenda de Ávila, España -

En uno de los valles formados por las estribaciones de la imponente sierra de Gredos, está enclavado el pintoresco pueblecito de Candeleda (Ávila). Y en sus cercanías, entre picos inaccesibles, pinares espesos y olorosos, encinares y robledales tupidos, se alza, desamparada y cándida, la pequeña ermita de la Virgen de Chilla.

Para subir a ella hay que trepar, dejando a un lado la sombra de un castillo medieval y las márgenes del zigzagueante Cuevas, en cuyas aguas reflejan su vuelo las cigüeñas, varias horas por caminos de herradura- Y arriba, mientras se recrea la vista en las magnificencias de un soberbio panorama y se respira el aire perfumado de los pinares, no faltará quien sepa, por haberla oído de labios de sus antepasados, y relate la fuerte e interesante leyenda de la aparición de la Virgen de Chilla.


Fue aquí en el mismo lugar donde, como blanco nido de palomas, se alza hoy la ermita. Entonces sólo frecuentaban estos riscos y bosques los pastores para dar de comer a sus ganados. Abajo, muy abajo en el valle, se alzaba la primera cabaña, escueta y solitaria.


Vivía en ella la familia de Antón el pastor, compuesta del matrimonio y dos hijos pequeños. La mujer, Casilda, una hermosa muchacha, bastante más joven que Antón, le había salido «cara y... cruz», como decía un chusco: ligera de cascos, un tanto coqueta y peligrosa. Lo cierto fue que Casilda escuchó los requiebros y galanteos de Colás, un pastor joven de las cercanías, cuyos ganados pastaban también por aquellos andurriales.


Tanto rogó Colás y tanto extremó sus manifestaciones de pasión que Casilda accedió a concederle una entrevista, acaso con designio de desengañarle. La cita había de tener lugar en el sitio mismo donde se alza la ermita de la Virgen.


Antón era celoso. Barruntó algo extraño. Siguió por riscos y breñas a Casilda y sorprendió a los casquivanos, cuando la mujer acababa de desembocar en la plazoleta y apenas se habían saludado.

- ¡Colás: tú eres un mal hombre y un mal amigo! - díjole Antón, seguro de haber sorprendido a los infames, tras hacer retirarse, con un gesto a Casilda al fondo de la plazoleta -. ¿Cuántas veces no te he dado yo albergue en mi casa?... ¿Cuántas no he compartido contigo la hogaza y el queso que llevaba en mi morra?... ¡Y así has querido pagarme! ¡Vas a tener tu merecido y vas a ver que no se juega impunemente con el honor de Antón!



Mira: a prevención,. por si no llevabas navaja encima, he traído yo dos. ¡Escoge la que quieras! Y luego uno de los dos está de más; porque no es de ley que los dos vivamos, no cabemos ambos en el mundo, después de haber querido mancillar mi nombre. ¡Coge ya una navaja!...

Colás, lívido, dudaba. Comprendía que le era preciso matar o morir. Uno de los dos había de quedar fuera en el combate. Su juventud se encabritaba, aferrada a la su gallardía de hombre fuerte y valiente le impelía a tomar aquel arma y tratar de eliminar a su contrario. Pero pudo en él más un sentimiento noble, generoso y justo que invadió su alma en instante tan solemne.

Desatóse la faja; abrióse la camisa de un tirón; mostró el fuerte pecho desnudo y dijo, avanzando hacia su rival, sin querer recoger la navaja caída:
- ¡Tírame duro, Antón, tírame aquí, donde es verdad nacieron esos sentimientos miserables! ¡Castígame tú mismo, mátame como a un perro! ¡Párteme el corazón de un tajo como se merecen los asesinos y los malvados!
Aquella nobleza no desarmó a Antón. Ciego de cólera, se acercó más a su rival; levantó en el aire el brazo; su fuerte mano empujaba la navaja abierta. Y se dispuso a hundir el acero en el mismo corazón del rival odioso que se ofrecía como víctima sumisa a su justicia.


De pronto se encontró paralizado, sin fuerzas. Un obstáculo invisible, un poder misterioso le retenía la navaja. Sonó un trueno. Antón levantó los ojos, y vio como de una nube, bajada de las alturas hasta tocar casi el pico de la sierra donde se abría la explanada, surgía la figura de la Virgen que, sonriente, le decía:


- ¡Perdona, Antón, perdona! ¡Cuando pase tu furia, te arrepentirás de haber matado! Lo hermoso del hombre, lo grande, lo que le ennoblece, le sublima, le hace superior a todas las criaturas y a sí mismo, no es la ira, ni los instintos homicidas, vengativos, ni las malas pasiones, patrimonio de todos los seres feroces de la creación, de todos las fieras, sino la piedad, la bondad, la dulzura y el perdón.


Piensa esto: sólo cuando perdona a los que le ofendieron, es el hombre verdaderamente grande y dignifica su vida. ¿Qué dices?
El pastor apenas entendió aquellas sublimes y celestiales palabras, y, ciego de furor, rugió:
- ¡Déjame!... ¡Suelta!... ¡Suelta mi navaja!... ¡Quiero matarle!... ¡He de matarle!
- Ya no puedes -repuso la Virgen, sonriendo dulcemente-. ¡Mira!
Y Antón, al mirar hacia donde apuntaba el índice extendido de la imagen, vio a su rival convertido en estatua de piedra...


Y ésta es la Virgen que, surgiendo de una nube, se ve todavía en el santuario de Chilla. En un altar contiguo la efigie de un joven pastor muestra desatada su faja roja, abierta la camisa de blanco lienzo, y descubierto el pecho, como si ofreciera todavía el corazón culpable al furor de la navaja de Antón, su rival.





ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 57637
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.