SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.


Unirse al foro, es rápido y fácil

SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¡¡¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro castillo!!!!!!
Para poder ver todo el contenido del foro deberás registrarte y presentarte en la sala capitular.
Entra y participa!! te estamos esperando para junt@s pasar un agradable momento.

Las imágenes y materiales expuestos en el foro son de la red. Si por alguna razón alguna no cumpliera las normas o no debería estar aquí, por favor avísenme para darle el crédito o retirarla si el caso lo requiere, Gracias.
SIEMPRE LIBRE EL CASTILLO DE LOS GLITTERS Y GIFS ANIMADOS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Visitantes
Octubre 2021
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Acceso Rapido
Últimos temas
» Nacidos en....
El Guardian EmptyAyer a las 11:40 por ana maria

» Rairu y la Estrellita
El Guardian EmptyMiér 20 Oct 2021, 19:17 por ana maria

» Equivocarse
El Guardian EmptyMiér 20 Oct 2021, 11:50 por ana maria

» El Leon y las Hormigas
El Guardian EmptyMar 19 Oct 2021, 17:14 por ana maria

» Buen Día- Besitos
El Guardian EmptyMar 19 Oct 2021, 10:51 por ana maria

» Buenas Noches
El Guardian EmptyMar 19 Oct 2021, 10:43 por ana maria

» Criatura por Nacer
El Guardian EmptyLun 18 Oct 2021, 16:55 por ana maria

» Usar Todo el Potencial
El Guardian EmptyLun 18 Oct 2021, 11:45 por ana maria

» La Niña que Pisoteo el Pan
El Guardian EmptyDom 17 Oct 2021, 19:04 por ana maria

» Dia de la Madre
El Guardian EmptyDom 17 Oct 2021, 11:38 por ana maria

Los posteadores más activos de la semana
eli
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
ana maria
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Patito 58
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Mayka0011
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 

Los posteadores más activos del mes
eli
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
ana maria
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Patito 58
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Mayka0011
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Maria Reyes
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Maria Cristina Diaz
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 
Admin
El Guardian Vote_lcapEl Guardian Voting_barEl Guardian Vote_rcap 



El Guardian

Ir abajo

El Guardian Empty El Guardian

Mensaje por ana maria Sáb 31 Jul 2021, 18:28



Guardian

La noche era fría y muy oscura. En el cielo no se apreciaba ni estrellas ni luna. Densas nubes negras lo arropaban. El viento húmedo y helado barría las pocas hojas en banquetas y calles, levantando pequeños remolinos. Las casas a diestra, siniestra de las aceras estaban oscuras. Hacía horas que sus luces se habían apagado y sus moradores eran prisioneros ya de Morfeo.

El taconeo de unos zapatos sobre el asfalto se escuchaba claramente debido al silencio que imperaba en el entorno. Caminaba sin prisa alguna, con las manos n los bolsillos de la gabardina, ajeno a aquel frío de enero.

Al ir avanzando, la niebla fue bajando lentamente tomando un color ambarino debido a las luces artificiales. Los desnudos árboles desaparecían bajo su velo y la caricia del viento que corría la hacía danzar como si se tratara de fantasmas húmedos. Se oyó entonces un ligero tumbo en el cielo; un tímido redoble de tambor haciendo eso en las cargadas nubes y la llovizna comenzó a salpicar su cuerpo.

No adelantó ni atrasó su paso. Como cada noche, desde hacía quince, dejaba su fría morada a la misma hora: 12 en punto y seguía la misma ruta sin modificar en nada el trayecto.


En el transcurso jamás se encontraba con nadie a excepción de la niebla que no fallaba y lo acompañaba silente, estimulando su imaginación, haciéndolo recordar aquellas historias añejas escuchadas de labios de sus abuelos. Historias que erizaran su piel y llenaran de inquietud sus sueños.

Bajó de la banqueta, atravesando la vacía y mojada calle para alcanzar la otra acera. Entró a aquella casa que le era ya conocida, como siempre, por la puerta trasera para no llamar la atención de nadie. Tampoco le era desconocido cruzar la oscura cocina, la sala llena de muebles modernos y subir con extrema precaución la escalera hasta llegar a la puerta entreabierta de la habitación de ella.


Su sueño era siempre tan profundo que no se había enterado de sus visitas nocturnas. En realidad, no hacía falta que lo supiera. Le gustaba verla dormir, contemplar su rostro pacífico; admirar la luminosidad de su tez, de sus labios carnosos, bajo los rayos naturales de la luna que se asomaba de vez en cuando entre las nubes.

La lluvia afuera iba en aumento, pero no le preocupaba. Nada le importaba estando tan cerca de ella y se conformaba con permanecer sentado en aquel sillón perdido en la oscuridad, velando su sueño. Protegiéndola tal y como se lo había prometido. Cuando menos lo pensaba la miraba fijo y eso inquietaba su sueño.

Ella se revolvía en el lecho, enmarcando su rostro un rictus de angustia.
Entonces él sabía que era el momento de volver porque también se acercaba el nuevo día. E iba junto a su lecho para despedirse de su amada en silencio y enviar como brisa uno de sus besos, que ella recibiría con gusto entre sueños. Aquel suspiro le indicaba que soñaba con él y que al menos, en el mundo onírico estaban juntos de nuevo y eran felices.

Con la seguridad de volver la noche siguiente abandonó aquel hogar desandando su ruta; prometiéndose a sí mismo continuar hasta que ella encontrara a alguien digno de su corazón y de su amor. La lluvia había cedido. La niebla era más que espesa, pero ya había aprendido a disfrutarla, a no tenerle miedo.

Cambió de acera, cruzó algunas calles hollando la húmeda hierba que crecía entorno a la alta barda. Se detuvo ante una puerta enrejada echando una mirada al cielo que comenzaba a limpiarse. La niebla fue levantándose paulatinamente; él atravesó los barrotes y fue desvaneciéndose lentamente al adentrase al cementerio.









ana maria
ana maria
❉-Infanta

Zodiaco : Pez
Mensajes : 65679
Inscripción : 04/08/2013
Localización Localización : Ciudad de Buenos Aires Capital Federal- Argentina
Humor Humor : GENIAL

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.